¿Toda tu vida depende de un sólo trabajo? Asegura tu futuro buscando formación complementaria

El aprendizaje es un simple apéndice de nosotros mismos; dondequiera que estemos, está también nuestro aprendizaje
William Shakespeare (1564-1616)

Puede ser buen momento para tomar un camino inexplorado

En estos tiempos de crisis es muy posible que en muchas empresas hayan recortado gastos. Dentro de esos recortes, es más que probable que hayan recortado el gasto en formación. Desde luego, me parece un tremendo error. En un mundo donde las tecnologías y los métodos de trabajo cambian constantemente, la formación debería ser una parte integrada y continua de cualquier trabajo. Muchos trabajadores y empresarios son conscientes de ello. En Google cada trabajador tiene asignado un 20% del tiempo de trabajo a su propios proyectos. Obviamente, al cabo de un tiempo hay que “demostrar” qué se ha hecho con ese 20%.  Se hacen presentación de nuevas ideas que son sometidas a debate y se evalúa su viabilidad. Proyectos como Orkut, o AdSense, han salido de este banco de ideas. Es decir, la formación continua forma parte de la propia cultura de empresa de Google. Por desgracia, este modelo es la excepción y no la norma.

La crisis ha tenido otro efecto. Nos hemos dado cuenta de lo frágil que es nuestro sistema. Algo que parece completamente seguro, el “trabajo para toda la vida” es muy difícil de encontrar. ¿Cuánta gente que trabaja en bancos o empresas financieras aparentemente seguras se habrá despedido en todo el mundo? Mucha. Si algo está claro es que es necesario disponer de más conocimientos de los estrictamente necesarios para desempeñar tu trabajo. Y no estoy hablando sólamente de habilidades directamente relacionadas con lo que haces. Si por ejemplo eres administrativa, podrás pensar que es necesario un curso de una herramienta de contabilidad o de ofimática. Y sí, son necesarios. Pero ¿y si tu puesto de administrativa deja de ser necesario? ¿qué otras cosas sabes? ¿en que otros campos te podrías emplear? Sería bueno ir pensando en formarte en otras activides completamente distintas a las que haces habitualmente, estar preparado frente a los cisnes negros.

Hay un problema. Este tipo de formación no la puedes adquirir en tu trabajo actual. ¿Cómo justificar un curso de energías renovables si eres un comercial de coches? Complicado. Es poco probable que te pagen esa formación o que, al menos, te faciliten la asistencia o su seguimiento. En cualquier caso, estos impedimentos no deberían impedir que lo hicieras. El más interesado eres tu, y como dueño de tu propia vida, deberías buscar la forma de ampliar horizontes.

Hay una serie de preguntas que nos podemos hacer si queremos buscar una formación complementaria:

  • ¿Qué actividades fuera de mi trabajo habitual me interesan? Pueden ser deportes, artesanía, artes, danza, enseñanza, ventas. Lo que sea. Se trata de buscar algo que nos apasione o algo en lo que podamos ofrecer nuestras habilidades. Si tu trabajo ya lo hace, siempre habrá algo más que lo haga. Identifícalo.
  • Si mañana mismo me quedara sin trabajo,¿podría ganarme la vida haciendo lo anterior? Si la respuesta es negativa, podría ser necesario que reconsideraras tu decisión. Por ejemplo, si has dicho que lo que más te gusta en la vida es pintar cuadros, piensa si eso te podría dar de comer. Quizá pintar cuadros no, pero dar clases de pintura a jubilados si podría ser una opción. Tienen tiempo libre y dinero.
  • ¿Soy ya lo suficientemente bueno en eso? Es decir, dar el paso de aficionado a profesional. Si, por ejemplo, te gusta el diseño gráfico, ¿tienes todos los conocimientos necesarios para poder ser un buen diseñador? Es más importante identificar lo que no sabe, que lo que ya sabemos.
  • ¿Hay formación sobre lo que quiero? ¿Cómo puedo aprender? Es posible que te interese la horticultura. En ese caso, tendrás que buscar cursos de esto. Hoy en día se enseña y se puede aprender prácticamente todo. Búscalo.
  • ¿Qué forma de apredizaje se ajusta más a mi vida? Si eres soltero, vives con tus padres y trabajas, tu agenda es muy diferente a la de una mujer casada, con dos hijos y con trabajo. En un caso, podrías optar por una formación entre semana por las tardes, mientras que en el segundo caso, sería mejor una formación on-line o de fin de semana. Busca los huecos de tu agenda que te permitan acceder a la formación.
  • ¿Tengo fondos para pagar esa formación? Aunque hay gran cantidad de recursos gratuitos de formación por la red, y es una opción a valorar, es conveniente tener en cuenta cuánto nos puede costar un curso de “energías renovables”. Si, por ejemplo, tu formación requiere una destreza manual (artística, plástica, de fabricación) creo que un curso presencial es muy necesario. Además, asistir a un curso así, te puede dar ideas sobrfe cómo hacer uno por tí mismo en el futuro. Si necesitas ahorrar aquí tienes 5 pasos para conquistar tus finanzas que te ayudarán.
  • ¿Podría compatibilizar esta actividad con mi trabajo habitual? Sería la combinación perfecta. No solo habrás conseguido tener un colchón de seguridad al haber aprendido una nueva habilidad, sino que además podrás ponerla en práctica e ir adquiriendo experiencia, mientras sigues trabajando.

Una de las cosas que más me llaman la atención es cómo renunciamos a nuestros sueños.

Cuando estámos a punto de ir a la universidad poco a poco nos vamos fijando un objetivo. Estudiar un carrera concreta. Hacemos selectividad y no nos da la nota. Automáticamente abandonamos nuestro sueño, y nos matriculamos en cualquier otra carrera aunque no nos guste. Es una situación absurda. Es la propia dinámica de familia y/o amigos la que nos obliga a hacerlo. Pero bueno, lo peor no es eso, lo peor es que podemos llegar a acabar esa carrera para la que no teníamos vocación y empezamos a trabajar, sin plantearnos siquiera que podríamos volver a matricularnos de lo que nos gustaba. Son los errores que no deberías comenter siendo estudiante. Tengo un amigo que logró escapar de esto. Se licenció en informática, empezó a trabajar, y al cabo de un tiempo se licenció en Filosofía. Nada menos. La primera carrera la hizo “forzado” por su entorno, la segunda la hizo porque era lo que quería. Ahora trabaja de informático, pero nunca se hubiera perdonado no haber estudiado Filosofía.

De la misma forma que un inversor cauteloso no pone todo su dinero en una única inversión, ¿por qué arriesgamos tanto al construir toda nuestra vida alrededor de una única actividad o empleo? Te preguntrás qué actividad complementaria estoy haciendo yo. La estás leyendo. Mi campo de actividad profesional es la cartogrfía digital (mapas como los de google). Hacer un blog esta está siendo un camino complementario que, en un futuro, me puede servir por si vienen mal dadas ¿por qué no haces tú lo mismo?.

¿Qué pensáis? ¿Creéis que podríais hacer alguna otra actividad complementaria? ¿Ya la estáis haciendo? Deja tu opinión en los comentarios.

10 comentarios para “¿Toda tu vida depende de un sólo trabajo? Asegura tu futuro buscando formación complementaria”

  1. Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Tardas en leerlo de 6 a 10 minutos El aprendizaje es un simple apéndice de nosotros mismos; dondequiera que estemos, está también nuestro aprendizaje William Shakespeare (1564-1616) Puede ser buen momento para tomar un camino…..

  2. luis dice:

    Hola,
     
    muy interesante e inspirador post. Personalmente, estoy en el caso de los que encuentran bastantes complementareidades, e incluso alternativas a su trabajo.
    Hoy por hoy, usando el tiempo de manera un poco enfocada y con Internet, se puede, y no es tópico, acceder a mucho conocimiento.
    Muchas gracias,
     
    Luis

    • Aitor dice:

      Hola Luis, gracias por el comentario. Tienes razón en lo que dices, Internet es hoy día, el mejor lugar para formarse y también para encontrar nuevas actividades complementarias a nuestro trabajo. Como apuntas, hay que tener cuidado y no perder el foco de lo que se quiere aprender.

  3. luis dice:

    Hola,

     

    muy interesante e inspirador post. Personalmente, estoy en el caso de los que encuentran bastantes complementareidades, e incluso alternativas a su trabajo.

    Hoy por hoy, usando el tiempo de manera un poco enfocada y con Internet, se puede, y no es tópico, acceder a mucho conocimiento.

    Muchas gracias,

     

    Luis

    • Aitor dice:

      Hola Luis, gracias por el comentario. Tienes razón en lo que dices, Internet es hoy día, el mejor lugar para formarse y también para encontrar nuevas actividades complementarias a nuestro trabajo. Como apuntas, hay que tener cuidado y no perder el foco de lo que se quiere aprender.

  4. Albert dice:

    me ha gustado mucho tu comparación de los estudios con las inversiones que podamos hacer a nivel económico.

    Lo cierto es que por la misma inercia o acomodamiento social, la mayoría de personas marcan su futuro profesional cuándo todavía se es muy joven.

    ¿Cuánta gente sabe realmente a los 16-18 años a que quiere dedicarse el resto de su vida? Además, como bien dices, en el mundo globalizado actual… no puedes asegurar que tu profesión te durará hasta el día que te jubiles (y más ahora que ya no se sabe a que edad nos jubilaremos xD)

    En mi caso personal hace ya unos años que estoy estudiando algo diferente a lo que había estudiado en la Universidad; y aunque no lo hago con proyección profesional… ¿quien sabe? a lo mejor en un futuro me sirve como salida laboral 😉

    en la vida hay q saber diversificar

     

     

  5. Albert dice:

    me ha gustado mucho tu comparación de los estudios con las inversiones que podamos hacer a nivel económico.
    Lo cierto es que por la misma inercia o acomodamiento social, la mayoría de personas marcan su futuro profesional cuándo todavía se es muy joven.
    ¿Cuánta gente sabe realmente a los 16-18 años a que quiere dedicarse el resto de su vida? Además, como bien dices, en el mundo globalizado actual… no puedes asegurar que tu profesión te durará hasta el día que te jubiles (y más ahora que ya no se sabe a que edad nos jubilaremos xD)
    En mi caso personal hace ya unos años que estoy estudiando algo diferente a lo que había estudiado en la Universidad; y aunque no lo hago con proyección profesional… ¿quien sabe? a lo mejor en un futuro me sirve como salida laboral 😉
    en la vida hay q saber diversificar
     
     

  6. Antonio dice:

    Pienso que ha día de hoy tenemos mucha información como para poder hacer una tareas extras y conseguir algo mas de liquidez al mes. Aunque tengo mi trabajo, se puede decir estable, siempre estoy intentado tener varias entradas de dinero de diferentes fuentes, de esta forma si una falla siempre puedes tirar de otra.

Dejar un comentario