Seguir aprendiendo

Seguir aprendiendo

En los tiempos en los que vivimos cada vez resulta más difícil tener tiempo para aprender cosas nuevas y para hacer alguna actividad fuera de la rutina diaria. El trabajo, los hijos, la vida familiar y, por supuesto, el descanso absorben casi todo nuestro tiempo libre.

Precisamente, la falta de tiempo nos obliga a aprender unos determinados conocimientos y a especializarnos en un oficio concreto, para luego emplear dichos conocimientos en obtener trabajo y poder realizarlo con la mayor destreza y eficacia posibles. Cada vez tenemos menos conocimientos prácticos de cosas que pueden ser útiles en algún momento de nuestra vida.

Fuera del oficio correspondiente, es difícil encontrar personas que sepan de arte (pintar, tocar un instrumento), que les guste hacer yoga, la escritura creativa, la jardinería o actuar en una obra de teatro, por poner ejemplos.

Cada vez proliferan más los talleres en España que permiten adquirir conocimientos prácticos en alguna de estas materias o realizar actividades que permitan la relajación y el esparcimiento de aquellos que las realizan.

Las asociaciones vecinales españolas suelen llevar a cabo este tipo de talleres y actividades. Generalmente, de forma gratuita gracias a las subvenciones de los Ayuntamientos del Municipio correspondiente, pueden impartir entre los vecinos de su barrio este tipo de talleres: pintura, bricolaje, fontanería, fabricación de muebles y reparaciones para el hogar, son los talleres de mayor utilidad que puede encontrar una persona que acuda a este tipo de cursos o talleres.

Por otro lado, si no se sabe mucho de informática y nuevas tecnologías (incluso personas que no saben ni siquiera encender un ordenador), estas asociaciones suelen disponer de aula de informática para ayudar a aquellos vecinos, que por edad o falta de medios, están al otro lado de la llamada “frontera digital”.

Si lo que se quiere es algo de relajación y estimular la creatividad, estas asociaciones ofrecen también cursos y talleres de pintura artística, escritura creativa con pluma y tintero, marquetería, bricolaje, carpintería, gimnasia de mantenimiento, jardinería y botánica, cursos de primeros auxilios, bailes de salón, sevillanas, ritmos latinos y clases de pilates.

Sin duda, estos talleres son muy útiles y recomendables para salir de la rutina diaria, divertirse y relajarse un poco y despejar la mente. Desde luego, son muy recomendables y mejoran la calidad de vida.

Comments are closed.