Artículos de la Categoría

Historia

El fallo mecánico que precipitó la I Guerra Mundial

¿Os imagináis que hoy en día se cometiera un atentado contra un presidente o cualquier otra autoridad, y no fuera automáticamente puesto a salvo en un Búnker? Pues bien, el archiduque considero que debería ir a visitar a los heridos al hospital. Para ello, y al poco tiempo de haberse cometido el intento de homicidio hacia su persona, tomó el mismo vehículo que le había llevado al desfile y decidió ir hacia el Hospital. El conductor del vehículo tomo una calle sin salida y tuvo que hacer maniobras para dar la vuelta. Sin embargo, los coches de principios del siglo pasado no eran tan fiables como los de ahora. El coche se caló. El Archiduque, su mujer y sus acompañantes decidieron bajarse a esperar que el conductor arreglara el coche. Pero habían parado justo delante de la cafetería donde estaba Gravrilo Princip.