La población mundial, el año 2050 y el progreso

“Si aún no hemos podido proporcionar la felicidad a los hombres ¿por qué desear tanto aumentar su número?” Voltaire

Multitud // Crowd

¿Qué ocurrirá cuando empecemos a ser menos?

Casi todos los modelos preciden que sobre el año 2050 la población mundial alcanzará su pico con unos 10000 millones de personas. Pocos modelos hablan de lo ocurrirá después. Un informe de la ONU se atrevió a vaticinar lo que pasará desde el año 2050 al 2300 ¿Qué ocurrirá entonces? Básicamente, que si se mantienen los índices de natalidad que tenemos ahora, el número de habitantes en la Tierra empezará a descender, y ese descenso en la población mundial tendrá unas implicaciones muy directas sobre la cultura, la tecnología y la sociedad.

Retomando la cita de Voltaire, y aunque pueda parecer paradójico, es posible que para alcanzar el progreso sea imprescindible aumentar la población mundial, pero ¿qué ocurre cuando la población mundial empiece a descender?

Antes de ver qué implicaciones tiene una población mundial con menos habitantes, es posible que os estéis preguntando ¿cómo es posible que la población mundial “empiece a descender”?. Aquí las matemáticas no fallan. El número de hijos por pareja para mantener el relevo generacional es de 2.1. El caso es que, en la mayoría de los países occidentales, el número de hijos por pareja está bastante por debajo de esa cifra. Es posible que conozcas parejas con dos hijos, de hecho en España, la natalidad está repuntando, y hay quien afirma (con un claro referente previo) que la consecución del mundial de fútbol provocará un baby-boom en 2011. Pero ¿cuántos de vuestros amigos tienen 3 o más hijos? A mi solo me viene un caso. A medida que los países empiezan a alcanzar unas buenas tasas de progreso el número de hijos por pareja desciende drásticamente, como mostró Hans Rosling en varios videos de TED. Parece que progreso social implica descenso de natalidad.

Volvamos al tema de las implicaciones de una población mundial en retroceso. Cuando nació Jesucristo en la Tierra había 200 millones de personas, ¿os imagináis? Esto implicaba que cualquier descubrimiento o avance quedaba confinado a la zona en la que surgía y aunque había escritura, apenas había gente que pudiera leer. Si se inventaba una mejora en la forja de el hierro, puede que las poblaciones locales se beneficiaran del avance, pero poco más. Al otro lado del globo ni se enteraban. Durante generaciones, un martillo fue un martillo, se molía el grano de la misma forma y la forja de espadas era similar. De hecho, se sabe que la máquina de vapor se inventó en la Grecia clásica, pero como tenían esclavos para hacer el trabajo no les hacía falta, o que la pólvora la descubrieron en China mucho antes de que en Europa se utilizara para sus muchas guerras. ¿Por qué fue en Europa donde se produjo el mayor progreso y no en cualquier otra parte del mundo? ¿Azar o necesidad?

Durante la Ilustración (s. XVII) Europa alcanzó un nivel de vida hasta entonces desconocido para el resto del mundo. Seguramente el descubrimiento para los europeos de los recursos del Nuevo Mundo catapultó un progreso hasta entonces desconocido. Los excedentes de producción permitieron la aparición de una nueva clase social “ociosa” que se dedicara a las artes y a las ciencias. Con Leonardo Da Vinci como máximo exponente del científico-artista. Fue justo en ese momento cuando se sentaron las bases del método científico. Una forma de compartir conocimiento desconocida hasta entonces y el invento más revolucionario de todos los tiempos.

Sin embargo, el compartir altruistamente el conocimiento es algo que también necesita explicación. Pensemos por un momento. En una comunidad pequeña, tipo clan o tribu, donde las relaciones familiares y sociales son muy fuertes, es decir donde impera el colectivo, compartir podría ser una buena estrategia de supervivencia para el individuo y para el colectivo. Pero también es posible el caso contrario. En una tribu, si uno de sus miembros descubre cómo curar cierta enfermedad, podría no querer compartir ese conocimiento y convertirse en el Chamán. Gana estatus y todos le adoran, ¿para qué compartir su poder? Esto se hace más evidente, si eso que ha descubierto viene tras un largo proceso de investigación.

Sin embargo, en una sociedad más poblada ¿qué motiva a una persona a compartir sus conocimientos? ¿No sería mejor que una vez que se descubre algo, se mantenga en secreto para obtener un mayor beneficio? ¿Para qué querría Leonardo guardar sus secretos? Leonardo no tenía nada que perder. Podía vivir de su arte a través de los mecenas, y compartir sus conocimientos no le pejudicaba en absoluto. De hecho, el proceso de compartir es justo el que se está imponiendo ahora, justamente porque a días de hoy, la innovación no compartida (no confundir con regalada) no produce grandes beneficios. En muy poco tiempo la misma innovación se habrá producido en cualquier otra parte del mundo.

A partir de que hay una forma establecida verificable y reproducible por cualquiera de compartir los conocimientos, se produce una espiral de progreso que nos ha llevado a la sociedad en la que vivimos hoy en día. Y esa espiral de progreso se ha basado y permitido a la vez un incremento en la población mundial. La ciencia permitió mejorar la sanidad, educación e infraestructuras, y esto a su vez ayudó a que mejorara la natalidad, la sociedad,  trayendo consigo más ciencia y más progreso. Pero ambas variables han ido de la mano, más habitantes han supuesto más progreso. ¿Véis a dónde quiero llegar? ¿Implica eso que menos habitantes menos progreso?

Imaginemos esta situación. ¿Qué le ocurriría a un Zara o a un Corte Inglés cuando año tras año el número potencial de clientes fuera menor? La máxima de las empresas es crecer cada año, pero si cada vez hay menos consumidores… En cuanto a la ciencia nos podemos plantear la misma cuestión. La ciencia y sus avances crecen cada año, pero ¿qué ocurre si cada vez hay menos cerebros para recoger ese conocimiento? No es fácil de predecir, sobre todo porque es una situación a la que nunca nos hemos enfrentado. Siempre hemos vivido en unas sociedades en crecimiento (casi exponencial), pero no en sociedades poblacionalmente estancadas o decrecientes. ¿Se puede mantener entonces el progreso? ¿Cómo?

Ahora es cuando empiezo a desvariar y cuando os invito a que lo hagáis vosotros también. Es dónde entran en juego las nuevas tecnologías. Es previsible que la informática vaya mejorando la IA (Inteligencia Artificial) hasta el punto de convertirse en un nuevo cerebro global que consuma su propia información. Lo que parece más complicado es que sea capaz de innovar. Ahora bien, si la población mundial se viera reducida a 2000 millones en el año 2300 (como predice el informe de la ONU), tendríamos 8000 millones menos de mentes con la capacidad de innovar. Sin embargo, y esta es mi suposición, llegado ese punto es probable que, si no nos hemos cargado el planeta antes, el nivel de vida de esos 2000 millones sea infinitamente más elevado del que conocemos ahora. Básicamente no tendrán que trabajar para ganarse la vida porque no será necesario, ya que vivirán en una sociedad tremendamente tecnificada, su esperanza de vida es más que probable que pase de los 100 años gracias a los avances en medicina, salud y nutrición. Por tanto, es posible pensar que su capacidad para innovar y crear sea igual o superior a la que ahora tenemos con 6500 millones de personas. Por lo que parece, todo este proceso no surgirá por una decisión o un camino que quiera emprender la humanidad, sino por un propio proceso de equilibrio planetario del que ni siquiera somos conscientes. ¿Cómo lo véis vosotros?

La mayor parte de este artículo se basa en un excelente artículo de Kevin Kelly, del que ya traduje Better Than Free (Mejor que Gratis), titulado: The Origins of Progess (Los orígenes del Progreso).

Además, de los propios enlaces he cogido información de las siguientes fuentes:

‘Se ha entrado en un terreno desconocido en la historia de la humanidad’, dijo en rueda de prensa Haina Zlotnik, directora de la División de Población de la ONU. En las naciones desarrolladas ‘la mortalidad es poca y la fertilidad es extremadamente baja’, agregó. Fuente: http://www.20minutos.es/noticia/7942/0/ONU/POBLACION/

Aquí podéis encontrar una previsión de la población por países para el año 2050. En este artículo de El País también se habla de esta estimación pero no dice que podría pasar más allá de ese año.

Herramienta de simulación de poblaciones de la ONU. Podéis simular el número de habitantes que tendrá vuesto país en el año 2050.

24 comentarios para “La población mundial, el año 2050 y el progreso”

  1. [...] This post was mentioned on Twitter by Club Bloggers, Aitor Calero García. Aitor Calero García said: Nuevo en 1C11: La población mundial, el año 2050 y el progreso @ http://bit.ly/aD7fZC [...]

  2. Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Tardas en leerlo de 8 a 12 minutos “Si aún no hemos podido proporcionar la felicidad a los hombres ¿por qué desear tanto aumentar su número?” Voltaire ¿Qué ocurrirá cuando empecemos a ser menos? Casi todos los mode……

  3. Chema Cepeda dice:

    Excelente artículo Aitor, da mucho que pensar.
    Dices que se prevee según un informe un descenso poblacional brutal, pero.. ¿debido a qué?
    Desvariando un poco más, se me ocurre que si las cosas siguen evolucionando como hasta ahora, para el año 2300 tendremos una sociedad totalmente integrada en la información e interconectada instantáneamente. También será una sociedad hipertecnificada, por lo que las máquinas se encargarían de hacer el trabajo duro y nosotros únicamente tendríamos en pensar en cómo hacerlo. Por todo ello, la supervivencia de la especie se centrará en premiar a los mejores pensadores y que más innoven para el resto de la sociedad, en detrimento del resto.
    Por otro lado, si para ese año no hemos conseguido encontrar un equilibrio entre los recursos de nuestro planeta y nuestro desarrollo tecnológico, la ciencia se enfocará en encontrar los recursos en otros planetas, o bien se limitará la población de alguna manera.
    Una pregunta ¿sabes cuantos millones de personas con buena calidad de vida podría soportar la tierra si todos tuviésemos los mismos recursos (utopía)?
    Un saludo!

    • El informe tiene en cuenta que a más progreso, menos natalidad, en concreto, por debajo del relevo generacional de 2.1, por tanto, el descenso es consecuencia directa. Es decir, salvo que se ponga de moda tener muchos hijos cada vez seremos menos.
      En uno de los enlaces que he puesto, se hacía una estimación sobre el número de habitantes que podría soportar la Tierra si solo se usaran energías renovables. Se estimaba en unos 2000 millones de personas que es el horizonte del informe de la ONU.
      Pero estas predicciones son muy complejas, ¿cómo sabemos que no descubriremos otra fuente de energía nueva (fusión fria) o que sabremos gastar mejor la energía?

  4. pilar dice:

    uff! estos temas me dan repelús, parece que nada tiene solución. Tenemos más hijos? para que, con lo mal que está el mundo. Tenemos pocos hijos? también estará mal.
    y si ya pensamos en el medio ambiente, el calentamiento del planeta, contaminación, etc…estos artículos me hacen pasar un mal rato.

  5. pilar dice:

    aitor,
    sabes si hay programas de GIS y tipo autocad libres? me apetece aprender a manejarlos un poco, pero por supuesto no puedo pagarlos. Gracias

  6. Comentarios40 dice:

    Me ha parecido muy interesante. Hay otra cuestión: el crecimiento de la población es muy desigual. En algunas zonas sobra gente y en otras falta. No sería lícito querer compensarlo a la fuerza; así que el tema es muy complicado.

  7. Susana dice:

    Parece que me he confundido. Yo no quería firmar con el correo sino con mi nombre. Susana. http://www.sigoacontracorriente.blogspot.com. Por favor, elimine el correo.

  8. Gabriel dice:

    Muy buen artículo, Aitor. Sin embargo, para mí, el crecimiento o decrecimiento de la población no tiene que ver con el nivel de progreso. Si hoy en día somos más de seis mil millones de personas y si la distribución de la población es tan desigual, es por obra y gracia del sistema capitalista: si en Europa el promedio de hijos por pareja ha decrecido se debe, en gran parte, a la progresiva bajada del nivel adquisitivo de la clase media ou media-baja; si es en Asia donde más población se concentra es por el alto nivel de analfabetismo entre la población, en Estados que hasta ayer -y aún hoy- fueron colonias de los países occidentales, impidiendo un progreso normal, ya que se sabe que cuanto mayor sea la alfabetización de la mujer menor es el índice de natalidad, ya que será ella -lo ideal sería que hablándolo con su compañero- quien decida cuantos hijos quiere tener.
    De la misma manera que nunca creí que la población humana creciera hasta niveles catastróficos -lo que daba pie a los defensores de los transgénicos para propagar su cultivo-, tampoco creo que la población llegue a unos mínimos como los que mencionas. Simplemente pienso que la población se regulará en la medida que la historia económica mundial transcurra, y que esta está sometida a muchas variables en las que nadie, aún, ha pensado o considerado.

    • Bueno, en realidad el argumento es al revés. El progreso depende directamente del número de habitantes. Es decir, a priori, menos habitantes impiden un mayor progreso.
      Tampoco creo que el descenso de población en Europa se haya debido a una pérdida de poder adquisitivo, ¿si la gente tuviera más dinero tendría más hijos? No estoy tan seguro. Creo que hay más factores. Por ejemplo, antes se podía tener más hijos para "sacar a la familia adelante" y ahora se tienen menos, pero se invierte mucho más en cada uno de ellos.
      Pero como dices es muy complejo estimar variables de tipo poblacional.

      • Gabriel dice:

        "El progreso depende directamente del número de habitantes", eso es algo que se me quedó en el tintero: como bien dices en el artículo, al haber pocos habitantes en el planeta, un descubrimiento no se puede propagar tan rápidamente como ahora -como pasó con los griegos y la máquina de vapor, caso que desconocía-, pero también es cierto que sin el descubrimiento de América el despegue económico europeo y la entrada en el capitalismo sería inviable -como tú ya mencionas-: ya podía haber millones de habitantes en el continente euroasiático que sin el oro extraído en las américas el desarrollo económico -y, por lo tanto científico, no se habría dado. Por lo que sigo insistiendo en los factores económicos.
        Hablando de los hijos en Europa, sigo defendiendo lo dicho: la media en España es de un hijo "y pico" por pareja, teniéndolos cada vez más tarde, la natalidad bajó un 5% el año pasado; si el gobierno diese la cobertura necesaria -una baja de maternidad/paternidad al estilo de los países nórdicos- y no hubiese la precariedad que hay, la gente se animaría a tener más hijos (y no hablo de seis o más, como antes, que eran "mano de obra" para trabajar la tierra).
        Por último, una cosa breve, de la misma manera que en Grecia no se propagó la máquina de vapor porque ya se tenía a los esclavos, ¿para que construir una sociedad altamente tecnificada si ya se tiene a la clase obrera que hace el trabajo duro y de la cual se saca la plusvalía, que es el auténtico motor del capitalismo?
        Bueno, perdón por el rollo soltado, sólo reiterar lo interesante del artículo y en que da pie a reflexionar sobre puntos, a la par, muy interesantes y muy complejos.

        • Bueno, de hecho la natalidad en España hasta el 2008/2009 era de las más altas de Europa (http://www.redesparalaciencia.com/2988/redes/2010/redes-62-desmontando-mitos-sobre-el-mundo | http://www.lavozdegalicia.es/sociedad/2008/12/15/….
          Es más, aunque parezca una tontería, como decía en el artículo, es posible que tras la consecución de la copa del mundo aumente aun más. De nuevo, no tengo claro que más ayudas llevaran a tener más hijos (no digo que no sean necesarias), pero para revertir la situación habría que tener 3, 4 hijos por pareja y no creo que las parejas de hoy en día estén dispuestas a esto.
          Claro está, el factor económico es indisoluble del poblacional y uno refuerza al otro.
          Gracias por tu comentarios, muy interesantes.

        • César dice:

          Es cierto que a más personas más cabezas pensantes. Pero el progreso de los últimos 25 años es gracias al uso de ordenadores. Y dentro de 50 años los ordenadores serán 1000 veces mejores. Llegará un momento en que para muchas tareas incluso de investigación y desarrollo lo hagan las máquinas autonomamente.

          Por eso aunque descienda la población podremos sustituir las cabezas pensantes por máquinas que desarrollen la actividad intelectual por nosotros. Máquinas que escriban libros, música, desarrollen terapias médicas, nuevos compuestos. Controlaran el ciclo completo de producción agrícola y ganadera. Transportes automatizados… y así un largo etc…

  9. Francisco Z. Lantos dice:

    PORQUE LA NATURALEZA Y NO EL HOMBRE VA A RESOLVER EL PROBLEMA DEL ANTINATURAL Y DESENFRENADO EXPANSIÓN DEMOGRÁFICA.

    Si examinamos el diagrama del crecimiento de la población del mundo, observamos que, a pesar que el hombre física y biológicamente ha sido el mismo tipo especie, este no ha crecido en misma proporción, a lo largo de su historia sino, retrasando son nuestra investigación hasta la época de Jesucristo, observamos 3 muy diferentes tendencias y consecuencias, que el siguiente cuadro nos enseña, según lo que para aumentar la población del mundo con 100 millones:

    1) En la época de Edad Media, entre los años de 0 – 1400, tardo 700 años, llegando a la cifra de 400 Millones.

    2) En la época de Renacimiento, entre los años 1400 – 1800 tardo 100 años, llegando a la cifra de 800 Millones.

    3) A) En principio de de revolución industrial, entre los años 1800 – 1900 tardo 12.7 años, llegando a la cifra de 1600 Millones.

    B) Entre los años 1900 – 1960 tardo 3.7 años, llegando a la cifra de 3.200 Millones.

    C) Entre los años 1960 – 2.000 tardo 1.25 años, llegando a la cifra de 6.400 Millones.

    Para llamar la atención del antinatural y para nuestra vida peligrosa crecimiento de la población del mundo, desde la revolución industrial, la revista de ARQUITECTURA del Colegio de los Arquitectos acepta y publica mi articulo: LA CAUSA Y SOLUCIÓN DE LA ENORME EXPANSIÓN DEMOGRÁFICA, cuyo texto completado el diario de ABC ha recogido y publico en su separata, los Domingos de ABC semanal, en el año 1981.

    Como ni las Nacionales Unidas, ni ningunas Organizaciones particulares, cuyos papeles correspondería para tratar este grave problema, no han interesado por el contenido de mi articulo, cuatro meses más tarde de la primera publicación del citado articulo en la Revista de ARQUITECTURA del C.O.A.M, ésta publica, bajo el titulo mi: ARTICULO DIRIGIDO A LAS INTELIGENCIAS INQUIETAS, mi dramático llamamiento, en la que expuse que:“Es necesario reconocer que nuestro futuro depende en parte de de resolver las consecuencia que pueden producirse ante este enorme aumento de población, y todos los otros tipos de trabajo que realicen las inteligencias a favor de servir las actuales demandas de nuestra sociedad siempre en creciente aumento, será seguir afilando el cuchillo para cortar más fácilmente nuestra cabeza”.

    “En articulo ya citado exprese que la causa de este enorme aumento de población radica en el mal entendido de la naturaleza humana y en una errónea relación con el mundo y su Creador. El medio de solucionarlo está en comprender la naturaleza del hombre, su destino, su lugar en el mundo, la naturaleza de dicho mundo y el objetivo del Creador con él. En otra palabra buscar la Verdad”.

    Para encontrar esta Verdad, en el mismo artículo redacte en 7 puntos el programa de trabajo que me sirvió como guía en mis 44 años de investigación relazado sobre este tema dentro de mi Centro de Investigación. Empero para conocer porque ha ocurrido este antinatural y desenfrenado crecimiento del población del mundo, no depende de un conocimiento basado en puro razón, sino del estado psicosomático de su naturaleza, que hoy, por estar absorbida el hombre por su exageradamente materialista y falsa “filosofía del mundo y de la vida”, él no es capaz de distinguir entre bien y mal, y relacionar esta falta con su estado psicosomático de su naturaleza, sino sólo cuando logra recuperar y sentir, de manera natural e intuitiva este conocimiento, por lo que mi teoría hoy sobre este y otros nuestros males y problemas es más valido que cuando expuse en citados artículos.

    Sin embargo, como para poner en practica este necesitado cambio de nuestra conducta es un proceso lento, los 44 años, desde que expuse primera vez este problema, cuando la población del mundo con su 3.200 Millones era la mitad que tenemos hoy, y al no hacer nada para buscar la causa y solución para resolver este grave problema, la población del mundo sigue aumentando con 80 – 90 Millones, y continuando este ritmo la población del mundo para el año 2050 alcanzara la cifra de 9.400 Millones cuando el hombre ya no puede hacer nada para evitar que el necesitado cambio de nuestro erróneo conducta se realizara por un cambio abrupto y destructivo.

    Llegando a este extremo, como la Naturaleza de nuestro planeta, ya no puede absorber este presión que la consecuencia de este antinatural crecimiento de la especie humana y su también antinatura crecimiento del consumo de energía causa, si observamos el desarrollo de la evolución de la Naturaleza, vemos que para preservar su ordenado y armonioso desarrollo, y establecer el justo equilibrio, parecido al caso de los otros seres animados (animales), debajo de nuestro nivel, cuando en un territorio, se presenta escasez de agua y se presenta una sequía, y falta de vegetales, los animales presienten a través de sus instintos este escasez, y procrean menos crías, los pájaros ponen menos huevos, o los afectados emigran, con lo que se restablece, en esta zona, de manera natural, el equilibrio necesario para poder realizar cada uno sus vidas.

    Este proceso, por la especial naturaleza de la especie humana, que es compuesta no sólo de instinto, en el que, como en los de animales, esta implantada la Verdad sobre la Existencia, al que los animales sienten invariablemente, sino a diferencia de estos, el hombre posee también del espíritu, con facultades de conciencia, capacidad creativa, y raciocinio, con los que puede juzgar y valorar los acontecimientos en su alrededor, y poner sus ideas en practica, sofocando con ello, el conocimiento implantado en su instinto, que sólo descubriendo las contradicciones entre sus “ideas sobre el mundo y de la vida”, y de la realidad, puede liberar y obtener el conocimiento implantado en su instinto.

    Es en este estado en el que se encuentra el hombre en nuestras civilizaciones, y por no buscar la real causa de nuestros innumerables e interrelaciones males, entre los que el antinatural y desenfrenado expansión demográfica es sólo uno, es la Naturaleza, que para eliminar este negativo cambio causado por el hombre, y restablecer el junto proporción entre la especie humana y los otros especies que componen nuestro planeta, disminuye su fertilidad, y junto con el desintereses de los hombres y mujeres para formar una familia normal y de tener hijos, ahora en el degenerado estado de su naturaleza psicosomática, encuentra normal utilizar su sexo no para la procreación, sino para su disfrute carnal, que el acto sexual les acompaña, se aprueban el aborto y matrimonio entre los homosexuales, disminuyendo con ello artificialmente el crecimiento de la especie humana, pero este enfermizo y muy erróneo sistema que degenera el perfecto y sano estado de la naturaleza de la especie humana, sólo servirá para que a través de estos cambios negativos, los hombres reconocerán sus erróneos conductas y actividades, y empezar interesarse por la real causa de este mal, y estarán dispuesto de aceptar los mensajes de nuestros precursores, quienes proponen y exigen el total abandono de nuestro modo de vida, y realizar cada persona una revolución espiritual, con el objetivo de recuperar el perfecto equilibrio entre la parte espiritual e instintivo de su naturaleza especial humana.

    Madrid 02 de Febrero 2011 Francisco Z. Lantos Dr. Arquitecto

  10. Francisco Z. Lantos dice:

    ¿CÓMO SE RESOLVERÁ LA ANTINATURAL Y DESENFRENADA

    EXPANSIÓN DEMOGRÁFICA?

    Antes de existir el Mundo Manifestado conocido por nosotros en materia, existía como en una obra de arte, una idea inmaterial, en la que estaba concebida en su pureza su futura forma manifestada. Esta idea, como veremos más adelante, en el caso de nuestro Mundo Manifestado era Amor Puro y Universal, que obedeciendo a su intrínseca y única naturaleza, en el mismo momento en que se encontraba en este estado puro tenía que iniciar su autorrealización, o con más exactitud su “corporización”, creando sus “componentes” sus “células” en acuerdo con su naturaleza, con la capacidad de recibir este Amor Puro y Universal y convertirle dentro de “ellos” en un amor particular que le guiaba sus comportamientos y aseguraba el perfecto desarrollo de este Cuerpo Universal dentro del que cada “partícula”, entes animados con sentimientos, encontraban su bienestar y el Amor Puro, el engendrador de este Cuerpo Envolvente de todas las exigencias particulares podría disfrutar a través de “ellos” su Amor Puro y Universal en infinitas formas y maneras.

    Cómo las “células” de este Cuerpo Universal aquí son las distintas especies, dentro del que cada uno es un ser vivo con su particular carácter y sus vidas se realizan a través de su crecimiento, desde su nacimiento hasta su madurez y muerte y que se mantiene en consumición de “alimentos” que son otros seres animados (vegetales y animales), que se reproducen y consumen unos a otros, que dotando a los menos fuertes con más capacidad de reproducción y menos para los más fuertes, a pesar de esta lucha dinámica entre estas “células” individuales, este desarrollo se realiza dentro de un equilibrio perfecto, permitiendo a cada especie mantenerse dentro de ello y disfrutar la vida cada uno mientras vive.

    El mantenimiento de este equilibrio en nuestro Mundo Manifestado, compuesto de innumerables especies, cada una con su particular existencia para las que para poder realizar sus vidas en plenitud este equilibrio es necesario, sólo podría realizarse dotando a cada una sólo de un instinto en el que está impreso la voluntad de esta Idea Básica que es el Amor Puro y Universal y que actúa como guía de “ellos” en sus comportamientos, sin capacidad de alterar esta perfecta y acertada actuación.

    Este perfecto comportamiento y capacidad de adaptarse a las Leyes de la Naturaleza que refleja la Idea Básica, el Amor Puro de nuestro Mundo Manifestado que poseen los animales, debido a la naturaleza especial humana, compuesta además de instinto, en el que también está impresa la voluntad de la Idea Básica, el Amor Puro y Universal, compuesta también de espíritu con capacidad creativa y don de conciencia con la que puede juzgar y valorar los acontecimientos a su alrededor y formar una idea propia sobre las mismas, debido a esta mezcla el hombre sólo puede obtenerlo si su “idea sobre el mundo y la vida” coincide con la Idea Básica, con el Amor Puro y Universal, siendo la especie humana la única quien tiene dificultad de adaptarse con su comportamiento y actividades a las Leyes de la Naturaleza y de poder equivocarse y convertirse así, sin saberlo, a la única causa, a la perturbación del desarrollo equilibrado de nuestro Mundo Manifestado, la “corporización” del Amor Puro y Universal, dentro del que todas sus “partículas”, las especies tienen un papel asignado con la importancia correspondiente que realizan dentro de este Cuerpo Envolvente.

    Esta posibilidad del hombre de equivocarse y de tener libertad para sus actos, no obstante, es limitada y definida y es consecuencia de su naturaleza especial, que al estar compuesta de alma (espíritu) y cuerpo (instinto) con sus correspondientes facultades y dones, él tiene 3 posibilidades para seguir en su vida:

    - Puede sobrevalorar su parte espiritual a costa de su parte instintiva (Edad Media)

    - Puede llevar en justo equilibrio sus dos componentes (Renacimiento)

    - Puede sobrevalorar su parte instintiva a costa de su parte espiritual (nuestra civilización desde la Revolución Industrial)

    Observando su comportamiento en los correspondientes casos, vemos que en el primer caso, al obedecer a su errónea “filosofía del mundo y de la vida” deja sin atención suficiente las necesidades y exigencias biológicas de su cuerpo, creando con esta negligencia viviendas incómodas e insanas, suciedades a su alrededor, con lo que se debilita la resistencia de sus cuerpos contra sus enemigos mortales, los distintos virus y bacterias invisibles, y en su ignorancia en este campo aún desconocido por él, cae como presa fácil en esta lucha por la supervivencia que existe entre las distintas especies en el desarrollo de nuestro Mundo Manifestado, peligrando la existencia de la justa proporción de su especie. Este acontecimiento ha ocurrido en la Edad Media, entre la época de Jesucristo y el siglo XV a principios del Renacimiento.

    Al descubrir a través de las contradicciones la falsedad entre sus “ideas sobre el mundo y la vida” en general y de la realidad, el hombre poco a poco abandona sus creencias y empieza a interesarse también hacia su vida carnal, logrando en la época del Renacimiento establecer el justo equilibrio entre ambas partes de su naturaleza especial humana, cuando la verdad sobre la Idea Básica que dirige su “autorrealización” captada conscientemente en su espíritu y sentida en su instinto, en lugar de oponerse se refuerzan uno al otro y hace posible para la especie humana también de sentir la unión inseparable de su vida con los otros seres vivientes y vibrar al unísono con las Leyes de la Naturaleza y adaptarse de manera natural y espontánea a sus principios.

    Mirando el diagrama del crecimiento de la población del mundo se puede observar que es en esta época, entre los siglos XV y XVIII, cuando la proporción de la especie humana en relación con las otras especies dentro de nuestro planeta es justa posibilitando con ello a todas estas especies a realizar sus vidas en plenitud y obtener su bienestar.

    Desgraciadamente, al no ser consciente en este momento del gran valor alcanzado con el establecimiento del justo equilibrio entre la parte espiritual e instintiva de su naturaleza psico-somática logrando con ello obtener el perfecto estado de su naturaleza especial humana, sino que impresionado con sus mejoras alcanzadas en sus necesidades físicas (materiales) en su optimismo en este campo pasa este estado ideal de su naturaleza y cambia sus intereses hacia valores materialistas, de cuyo resultado su espíritu queda atrofiado y en este vacío espiritual, en su intento de satisfacer sus necesidades extremadamente materialistas a costa de sus necesidades espirituales él se encuentra en su tercera posibilidad, la de seguir en sus comportamientos y actividades otra vez sus ideas falsas y convertirse otra vez en el perturbador del perfecto y armonioso desarrollo de nuestro Mundo Manifestado, de la flora y fauna de nuestro planeta, causando innumerable y entrelazados males entre los que el más grave y del que tratamos aquí es la desenfrenada expansión demográfica que desde la iniciación de la pérdida del perfecto estado de su naturaleza especial humana y su falsa materialista “filosofía del mundo y de la vida” que empezaba con la Revolución Industrial en el siglo XVIII está creciendo, según el diagrama adjunto, en proporción geométrica, enseñando dramáticamente su anormalidad, peligrando nuestro futuro, ya que según las estimaciones de las Naciones Unidas este proceso negativo no ha alcanzado aún su techo y si no logramos frenarlo la población del mundo, que hoy con sus 6.000 millones ya es 30 veces mayor, pero que esta cifra para el año 2050 puede llegar a los 10.000 millones que significaría 50 veces mayor que teníamos en la época de Jesucristo en nuestro planeta. Empero, para darse cuenta de la magnitud del daño que este acontecimiento va a causarnos tenemos que añadir el otro anormal acontecimiento; el consumo de energía causado por el cambio de nuestro modo de vida, debido a que este consumo, en los países industrializados, hoy es 5-10 veces mayor que en los países en vías de desarrollo, pero que está extendiéndose allí también y que para el año 2050 puede alcanzar una demanda media de 3-4 veces mayor de lo normal que nuestros antepasados han tenido, lo que multiplicando estos dos factores significaría 50 x (3-4)= 150-200veces más consumo de energía en el mismo tamaño y capacidad energética de nuestro planeta que teníamos en la época de Jesucristo.

    Experimentando los grandes daños y destrucciones que estos dos acontecimientos causan a la Naturaleza y a nosotros mismos estando aún en la mitad del camino hasta el que podemos llegar para el año 2050, es lógico que este fenómeno nunca presentado en este nivel si no lo logramos frenar es la Naturaleza misma la que lo va a resolver que desgraciadamente no va a ser sin graves destrucciones y sufrimientos.

    Intentar pronosticar qué solución va a resolver este grave problema, sabiendo que la causa de estos fenómenos es el estado desequilibrado de la naturaleza psico-somática del hombre contemporáneo de nuestras sociedades, quien al liberarse de la influencia y guía de la Idea Subyacente, del Amor Puro y Universal de nuestro Mundo Manifestado en su comportamiento y actividades, obedeciendo a sus ideas falsas no siente la unión inseparable de su ser con el Mundo, dentro del que realiza su vida, sino que considera esto, con sus “componentes”, de distintas especies, que lo componen, como materia prima y recursos naturales para su explotación, está indiscriminadamente utilizándolos para su propio bien, y con los avances científicos y medicinales a su alcance está prolongando la expansión de sus vidas a costa de otras especies, y observando que como consecuencia de esta artificial intervención y desarrollos insostenibles la Naturaleza con sus leyes biológicas ya está interviniendo, como en los ambientes casi infernales en nuestras monstruosas y deshumanizadas Metro y Megaciudades, en las que el 50% de la población mundial está concentrada, en las que han nacido nuevas enfermedades psíquicas y físicas incurables que afectan a la capacidad de la procreación, pero que este sistema que está ya realizándose en los países desarrollados, desgraciadamente crea otro problema grave que es el envejecimiento de la población de personas con problemas de salud, cuyos gastos de mantenimiento los tendrán que soportar proporcionalmente pocas personas activas de trabajo.

    Como el anormal crecimiento de la población del mundo está esperándose que se produzca en los próximos 50 años en los países pobres y en vías de desarrollo en África, América del Sur y Asia, en donde se manifiesta ya el interés hacia el materialismo y el tipo de vida que existe en los países desarrollados, éstos en su desarrollo podrían imitarnos, obteniendo resultados y problemas similares o podrían aprender de este ejemplo negativo que estamos experimentando en el problema del crecimiento de la población y manteniendo sus costumbres espirituales y no agarrarse a toda costa a la preservación de la vida puramente física sino adaptarse a las leyes biológicas de nuestra naturaleza y las Leyes de la Naturaleza que dirige el desarrollo de la flora y fauna de nuestro planeta, podría no sólo frenarse el anormal crecimiento de la población, sino darnos ejemplo para nosotros para seguirles.

    Al no hacer esto, sino llevando y aplicando nuestra medicina allí llegaríamos casi a duplicar la prolongación de la vida humana como hemos logrado realizar aquí, en los países desarrollados, que sería un acto humanístico pero el problema que con esto crearíamos sería el más grave imaginable y que afectaría muy negativamente a la calidad de vida de los supervivientes.

    Aunque sabiendo esto, como nadie puede ya frenar este proceso de “extensión” planetaria de la materialista “filosofía del mundo y de la vida” me parece que el cambio necesario no puede realizarse por medio evolutivo, que sería el ideal, sino que tendrá que ser por medio revolutivo, llevando nuestras equivocaciones hasta que la Naturaleza lo resista y que por su intervención, pondrá final a éstas.

    No obstante, como después de esta catástrofe quedarían supervivientes, quienes a través de esta terrible experiencia estarían abiertos hacia las nuevas y justas ideas que hoy no podían realizarse, las investigaciones y la búsqueda de estas ideas y soluciones no serían inútiles.

    Madrid, 21 de Febrero de 2002

    Ferenc Z. Lantos Dr. Arquitecto

    COMO ESTE ENSAYO EXPUESTO EN LA REVISTA ANUAL NÚMERO 9 “MENSAJE” DE MI CENTRO DE INVESTIGACIÓN POR RAZONES ECONÓMICAS NO HA SIDO POSIBLE PUBLICARLO Y COMO LO EXPUESTO ALLÍ ES AUN MÁS ACTUAL QUE EN SU REDACCIÓN, PARA DIVULGARLO HE DECIDIDO EXPONERLO EN MI BLOG.

    Madrid 16 de Mayo de 2011

  11. Francisco Z. Lantos dice:

    NUESTRAS CIVILIZACIONES SE AUTODESTRUIRÁN ANTES DEl AÑO 2050

    Si hoy cuando por el antinatural crecimiento de la población del mundo ha alcanzado la cifra de 7.000 millones, que es 35 veces más que existía en la época de Jesucristo, y el también antinatural consumo de energía se extendía entre los países económicamente desarrollados, que significa un tercio de la población del mundo, cuyas demandas materiales nuestro planeta ya no puede satisfacer, y como consecuencia de este acontecimiento se han presentado la crisis económica mundial, el sobrecalentamiento de la tierra y cambio climático, los insolubles contaminaciones de aire agua y tierra, la destrucción de biodiversidad etc., si tomamos en consideración que este negativo acontecimiento aun no ha llegado a su techo sino para el año 2050 se estima que la población del mundo llegara a la cifra de 9.600 millones que será como 47 veces más que existía en la época de Jesucristo, y el anormal consumo de energía se extenderá también entre los países económicamente emergentes como China, India, Brasil, México, y otros países en vía de desarrollo, que es de 2/3 de la población del mundo y que sumando estos negativos cambios significará más de doble lo que se consume actualmente, creo que no falta de ser un científico para demostrar que nuestro planeta no puede producir y satisfacer estas demandas y la destrucción planetaria será inevitable.

    Nuestra incondicional creencia y fe en las ciencias y tecnologías en resolver este problema y salvar con ello nuestro futuro es un autoengaño que sólo nos sirve para posponer este catastrófico fin, por lo que tenemos que abandonar este erróneo enfoque de tratar nuestros nuevos tipos de males surgidos desde la revolución industrial, y reconocer que estos males no han surgido por azar ni son causales sino los manifestado efectos de una causa común, que es el erróneo modo de vida del hombre contemporáneo, y para saber porque ha podido ocurrir esto hará falta conocer la verdadera e intrínseca naturaleza de especie humana, que es cuestión filosófica, que hoy es ignorada, y peor aún no figura en programa de investigación en ningún Organismo Oficial como las Naciones Unidas, Ministerio de Ciencia e Innovación, ni Organismos Particulares como las Fundaciones y distintos tipos de Centro de Investigaciones, siendo esto la causa que nuestros males se aumentan progresivamente tanto en numero como en grado

    Evitar este catastrófico fin de nuestras civilizaciones ya no hay tiempo pero empezando reconocer que la causa de todos nuestros nuevos tipos de males, surgidos después de la revolución industrial, es el mal entendido de la naturaleza de la especie humana, y conocer la verdadera naturaleza del hombre, y convertir este conocimiento en una justa “Filosofía del mundo y de la vida”, después del catastrófico fin de nuestras civilizaciones, los supervivientes aceptaran esta “filosofía “ y con esto se salvará el futuro de las nuevas generaciones y se abrirá una nueva cultura, basada en esta justa y necesitada “filosofía del mundo y de la vida”.

    Madrid 19 de Octubre de 2011.

    Francisco Z. Lantos

    Doctor Arquitecto

  12. Francisco Z. Lantos dice:

    ACUSO A NACIONES UNIDAS DE NO DAR EL NECESITADO ATENCIÓN AL ANTINATURAL Y DESENFRENADO EXPANSIÓN DEMOGRÁFICA

    Si observamos el diagrama del crecimiento del Población del Mundo entre la época de Jesucristo hasta hoy, a pesar de que el hombre física y biológicamente pertenece a misma especie, observamos tres muy diferentes tendencias, con diferentes resultados y problemas:

    1) En Edad Media, entre la época de Jesucristo hasta el año 1400 para aumentar la población del mundo de 100 Millones tardo 700 años llegando a la cifra de 400 Millones.

    2) En la época de Renacimiento, entre los años de 1.400 y 1.800 para aumentar la población del mundo con 100 Millones tardo 100 años, llegando a la cifra de 800 Millones.

    3) Durante el tiempo de revolución industrial;

    4) Entre los años 1.800 y 1.900 para aumentar la población del mundo con 100 Millones tardo 12,8 años, llegando a la cifra de 1.600 Millones.

    5) Entre los años 1.900 y 1.960 para aumentar la población del mundo con 100 Millones tardo 3,7 años, llegando a la cifra de 3.200 Millones.

    6) Entre los años 1.960 y 2.000 para aumentar la población del mundo con 100 Millones tardo sólo 1,25 años. llegando a la cifra de 6.400 Millones.

    7) Desde el año 2.000 hasta 2.500 se estima que la población del mundo alcanzara a la cifra de 9.600 Millones.

    Este antinatural y desenfrenada expansión demográfica que se presento desde la revolución industrial tendría que asustar a todo el mundo, pero especialmente a las Naciones Unidas cuyo papel es tratar este problema. Entre el innumerable e interrelacionados males surgidos desde que empezó este antinatural expansión demográfica este mal es lo más grave y si no encontramos la solución para resolverlo nuestras civilizaciones se acabaran en una destrucción planetaria.

    Sin embargo, lo único lo que han hecho las Naciones Unidas hasta hoy, han organizado tres Conferencias Mundiales en cada 10 años:

    1) En el año 1974 en Bucarest, cuando la población del mudo ha sido 4.000 Millones.

    2) En el año 1984 en Cairo, para registrar que la población del mundo ha sido de 5.000 Millones.

    3) En el año 1994 en México, para registrar que la población del mundo ha sido de 6.000 Millones.

    4) Sin realizar más Conferencias Mundiales durante estos 18 años, en el mes de Noviembre 2010, simplemente se constata como una noticia más el nacimiento de la niña que representa el número 7.000 Millones de la población del mundo, aceptando estos acontecimientos como algo natural y casual, sin buscar la causa y posibles soluciones para resolverlos.

    Empero, si continuaremos vigilar este crecimiento antinatural de la población del mundo pasivamente que según las Naciones Unidas, para el año 2050 puede alcanzar la cifra de 9.600 Millones y si unimos este mal con el también antinatural crecimiento de consumo de energía de los hombres contemporáneos, que para esta fecha se extenderá entre todas las países de nuestro planeta, estos cambios ya no podría producir ni los recursos naturales ni las energías limpias que esta cantidad de gente y su modo de vida exigiera.

    Demostrado por el diagrama del crecimiento de la población de la especie humana que esto depende del estado psicosomático de su naturaleza especial humana y que sólo es acertado cuando logra establecer el justo equilibrio entre la parte espiritual e instintiva de su naturaleza especial humana, que existía durante la época del Renacimiento y cuando el hombre recupero su capacidad innata de adaptarse con su conducta y actividades a las Leyes de la Naturaleza y con ello restablecer el justo proporción de su especie con los otros especies que componen nuestro planeta, para lograr este objetivo las Naciones Unidas tendrían que centrar sus programas, o ayudar a los investigadores quienes buscan y conocen la causa de este antinatural y negativo acontecimiento y su correspondiente solución para resolverlo.

    Madrid 19 de Enero de 2012

    Francisco Z. Lantos

    Doctor Arquitecto

  13. Francisco Z. Lantos dice:

    EL MÁS GRAVE PROBLEMA DE NUESTROS TIEMPOS ES EL DESENFRENADO EXPANSIÓN DEMOGRÁFICA Y EL ANTINATURAL CRECIMIENTO DE CONSUMO DE ENERGÍA DEL HOMBRE CONTEMPORÁNEO EXTENDIÉNDOSE ESTA TENDENCIA A TODA PARTE DE NUESTRO PLANETA.

    SI LA CAUSA DE TODOS NUESTROS MALES, SURGIDOS DESDE LA REVOLUCIÓN INDUSTRIAL ES EL HOMBRE, HARÁ FALTA SABER PORQUE HA PODIDO OCURRIR ESTE NEGATIVO CAMBIO EN SU CONDUCTA Y ACTIVIDADES, LO QUE EXIGIERA EL VERDADERO CONOCIMIENTO DE LA NATURALEZA DE LA ESPECIE HUMANA, CUYO ESTUDIO, SIN EMBARGO NO FIGURA EN PROGRAMA DE INVESTIGACIÓN NI EL LAS NACIONES UNIDAS NI EN NINGUNAS ORGANIZACIONES OFICIALES NI ORGANIZACIONES PROFESIONALES , GASTANDO MUCHOS MILLONES DE EUROS EN INTENTAR RESOLVER SUS MANIFESTADOS EFECTOS NEGATIVOS.

  14. Ferenc Z. Lantos dice:

    EL MÁS GRAVE PROBLEMA DE NUESTROS TIEMPOS ES EL DESENFRENADO EXPANSIÓN DEMOGRÁFICA Y EL ANTINATURAL CRECIMIENTO DE CONSUMO DE ENERGÍA DEL HOMBRE CONTEMPORÁNEO EXTENDIÉNDOSE ESTA TENDENCIA A TODA PARTE DE NUESTRO PLANETA.

    SI LA CAUSA DE TODOS NUESTROS MALES, SURGIDOS DESDE LA REVOLUCIÓN INDUSTRIAL ES EL HOMBRE, HARÁ FALTA SABER PORQUE HA PODIDO OCURRIR ESTE NEGATIVO CAMBIO EN SU CONDUCTA Y ACTIVIDADES, LO QUE EXIGIERA EL VERDADERO CONOCIMIENTO DE LA NATURALEZA DE LA ESPECIE HUMANA, CUYO ESTUDIO, SIN EMBARGO NO FIGURA EN PROGRAMA DE INVESTIGACIÓN NI EL LAS NACIONES UNIDAS NI EN NINGUNAS ORGANIZACIONES OFICIALES NI ORGANIZACIONES PROFESIONALES , GASTANDO MUCHOS MILLONES DE EUROS EN INTENTAR RESOLVER SUS MANIFESTADOS EFECTOS NEGATIVOS.

  15. ¿COMO PIENSAN RESOLVER LAS NACIONES UNIDAS EL ANTINATURAL Y DESENFRENADAS EXPANSIÓN DE LA POBLACIÓN DEL MUNDO Y TAMBIÉN ANTINATURA CONSUMO DE ENERGÍA DEL HOMBRE CONTEMPORÁNEO?

    En el año 1996 cuando la población del mundo con su 3.200 Millones ha sido 17 veces más que nuestro planeta tenia en la época de Jesucristo y de Edad Media, pero aún menos que la mitad que tenemos hoy, ante este antinatural crecimiento que a nadie significaba un peligro para nuestro futuro, para expones mi preocupación publique en la revista de ARQUITECTURA del Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid mi articulo: CAUSA Y SOLUCIÓN DEL ENORME AUMENTO DE POBLACIÓN DEL MUNDO, en el que expuse el grave peligro que amenaza a la humanidad si no dedicamos todo nuestro interés y todas nuestras energías, incluso por encima de otros graves problemas existentes, para intentar obtener su solución. Como mi articulo no ha causado la esperada reacción en la consciencia de mis colegas, y de `publico en general, asustado de este desinterés de este grave amenaza de nuestro futuro, publique en el mismo año en la misma revista mi: ARTICULO DIRIGIDO A LAS INTELIGENCIAS INQUIETAS, en el que expuse con un aire dramático que: “Es necesario reconocer que nuestro futuro depende en parte de resolver las consecuencias que pueden producirse ante este enorme aumento de población; y todos los otros tipos de trabajos que realicen las inteligencias a favor de servir las actuales demandas de las Sociedades, siempre en creciente aumento, será seguir afilando el cuchillo para cortar más fácilmente nuestra cabeza”.

    “En este articulo expuse que la causa de este enorme aumento de la población radica en el malentendido de la naturaleza humana y en una errónea relación con el mundo y su Creador. El medio de solucionarlo está en comprender la naturaleza del hombre, su destino, su lugar en el mundo, la naturaleza de dicho mundo y el objetivo del Creador para con El. En otras palabras, buscar la Verdad”.

    Para encontrar esta Verdad en el mismo artículo redacte un programa de actuación que intentaba realizar con un equipo de mis compañeros y otros profesionales, pero como nadie se ha presentado para este tipo de trabajos no remunerados, obedeciendo a mi sentido de responsabilidad y consciencia, tenia que continuar mi búsqueda en solitario, que sin descansar iba haciendo durante estos 45 años completando mi teoría en 14 libros y 500 ensayos desarrollado y expuesto en veinte números de revistas anuales, denominados por su enfoque y contenido MENSAJE de mi Centro de Investigación, y resumiendo mi idea en una Exposición de carácter permanente montado el las paredes de mi Centro de investigación. A pesar de esto, no podría despertar con estos enormes cantidades de trabajos, de la letargia de las personas responsables por sus tipos de encargos que tienen con sus sociedades, de tratar los nuestros; NUEVOS MALES SURGIDOS DESPUÉS DE LA REVOLUCIÓN INDUSTRIAL, CAUSADOS POR EL ERRÓNEO CONDUCTA Y ACTIVIDADES DEL HOMBRE CONTEMPORÁNEO, en las que enumerado 38 males, entre los que los más graves son el desenfrenado crecimiento de la población del mundo y consumo de energía, surgidos como consecuencia de este desinterés hacia de la búsqueda de la causa y correspondiente solución de estos antinaturales acontecimientos, que hoy ya con su 7.000 millones de población del mundo y antinatural crecimiento del consumo de energía del hombres de nuestras civilizaciones es mayor que doble que existía en el año 1996 cuando yo anuncie este grave peligro, pero que por el continuo desintereses de tratar la verdadera causa de estos males la población del mundo puede alcanzar para el año 2050 la cifra de 9.600 Millones, y el antinatural aumento de consumo de energía que esta extendiose entre todas las civilizaciones en nuestro planeta, multiplicando estos dos factores el consumo de energía sería el doble que existe hoy, es la demostración clara que nuestro planeta no podría aguantar esta excesiva materialista presión, causado por el antinatural crecimiento de la población del mundo y consumo de energía de los hombres de nuestras civilizaciones y esta se acabara autodestruirse.

    Madrid 14 de Mayo de 2012

    Francisco Z. Lantos

    Doctor Arquitecto

  16. emilio dice:

    la plena pero yo me entiendo todo yo la otra vez me ley un libro tratando de eso

  17. Francisco Z. Lantos dice:

    MIS ACTUACIONES SOBRE EL TEMA DE LA DESENFRENADA EXPANSION DEMOGRAFICA

    Al leer el artículo de Mauricio Sánchez Rubio titulado ¿Por qué el problema del mundo es la demografía?, cuyo contenido es prácticamente lo mismo que yo en mi “Artículo dirigido a las inteligencias inquietas” publicado en el año 1966 en la revista “Arquitectura” del Colegio de Arquitectos de Madrid, con un aire muy dramático anuncié, marcando un programa de actuación para formar un CÍRCULO DE ESTUDIOS para buscar la causa y solución de este peligroso y grave problema, sentí que al fin había llegado la hora para exponer el resultado de mis investigaciones sobre el tema.
    Como hace 41 años, cuando la población del mundo con sus 3200 millones de habitantes aún no parecía tan grave como hoy con sus 6400 millones nadie se ha presentado para formar conmigo un grupo de investigadores, empero, este desinterés, al estar convencido del acierto de mi pronóstico, obedeciendo a mi conciencia hacia la humanidad, no podía abandonar mis investigaciones y durante los 41 años de búsqueda, tal y como he desarrollado mis ideas y soluciones concretas de este fenómeno y sus consecuencias negativas, iba publicando en varios libros y para más impacto he creado mi CENTRO DE INVESTIGACIÓN con una revista anual que por su contenido he titulado “MENSAJE” que entre los años 1991 y 1995 recogía en 6 números mis ensayos y artículos inéditos sobre los temas de las CONFERENCIAS MUNDIALES DE LAS NACIONES UNIDAS, CONGRESOS DE LA UNIÓN INTERNACIONAL DE ARQUITECTOS y otros temas relacionados con los acontecimientos de nuestras vidas.
    Como el tipo de mis trabajos estaba dirigido a la humanidad en general y del que nadie podía sacar un beneficio directamente, a pesar de mi insistencia, tanto los organismos oficiales, como las organizaciones profesionales, sociales, políticas, medios de comunicación, etc., enseñaron un desinterés e ignorancia, perdiendo con esto este valioso tiempo que si se hubieran aceptado y realizado mis proposiciones hoy, quizás, no llegaríamos a la situación que como en la Cumbre de Johannesburgo 2002 sobre Desarrollo Sostenible donde se ha demostrado una realidad alarmante 38 años más tarde de que yo expusiera en mi ensayo “Artículo dirigido a las inteligencias inquietas”, según el que “Si todos en el mundo vivieran como una persona promedio de los países con altos ingresos, necesitaríamos 2,6 planetas adicionales para mantenerlos a todos vivos”, aunque temo que este anuncio aún no sería suficiente para cambiar el erróneo enfoque de nuestros organismos oficiales para tratar éste y otros muchos de los males que sufrimos.

    Madrid, 12 de Noviembre de 2007
    Ferenc Z. Lantos

Dejar un comentario

Please leave these two fields as-is:

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.