Hábitos y costumbres enfrentadas: cazadores y recolectores Vs Homo Citius

Los instintos naturales se pierden en estado doméstico. Charles Darwin

Cazando...

Somos cazadores y recolectores. Lo hemos sido durante miles de años y no podremos dejar de serlo nunca. Ahora tratamos de ser agricultores. Que nos den todo hecho, pero nuestro instinto es cazar y recolectar.

Siempre trato de juzgar nuestros comportamientos bajo el prisma de la evolución. Mucha gente no es consciente de ello. Pensamos que lo que vale en el comportamiento humano es lo nos han enseñado nuestros padres, familia, o la sociedad en la que vivimos actualmente. Que es lo normal. En muchos casos no esa así.

Saber identificar y reconocer los comportamientos del cazador recolector que tenemos dentro y separarlos del homo citius en el que nos hemos convertido puede ayudar. Incluso esta forma de filtrar las actitudes puede ser muy práctica con los niños, ¿sería esto normal hace 10000 años? Si la respuesta es no, ten por seguro que los niños van a protestar. Su manual de instrucciones de fábrica, hasta que nosotros se lo modificamos, es la evolución, mejor dicho, los comportamientos que ha seleccionado la evolución para que lleguemos hasta aquí. Y, por cierto, con bastante éxito como especie. Ningún otro mamífero ha triunfado, como lo hemos hecho nosotros.

Pero, ¿qué comportamientos chocan con entre el cazador recolector y el Homo Citus?

Dormir y el sueño

Aparte de la recurrente obsesión actual por que los niños “aprendan a dormir solos”, tenemos varios problemas con el sueño. Para empezar madrugar. No imagino a ningún cazador poniéndose un despertador. Se levantarían con el amanecer, sí, y muy pronto, pero cuando su cuerpo se lo pidiera. No me cabe duda que madrugar produce un desgaste, aunque yo madrugue para encontrar mi momento. Dormirse tarde. No creo que una vez puesto el sol, nuestros antepasados se quedaran mucho rato más despiertos, era peligroso. Las siestas y las cabezaditas. Ahora es casi imposible dormitar, mas aún en jornada laboral. Hace miles de años, imagino que sería bastante habitual, tras comer, cazar, tener sexo, o lo que fuera, echar una pequeña cabezada. Nos sale solo, y cuando podemos lo seguimos haciendo.

Comer

¿Habéis pensado lo extraño que es que comamos a las 9, 14, 18, y 21? Es decir, que comamos a las mismas horas. De nuevo, no imagino a los hombre de las cavernas, llamando a todos a comer, se podrían juntar, pero creo que su nutrición iba más por ir picando, unas raíces, una fruta de temporada (pocas), peces, un trozo de carne seca, un poco de carne fresca. De hecho, y hasta la llegada de la agricultura, se debía pasar hambre, y ciertos periodos de ayuno. Por otro lado, no había azúcar, ni sal, ni harina, ni cualquier otro producto refinado, causantes a todas luces de la epidemia de obesidad, enfermedades y puede que cáncer, que está afectando al mundo occidental.

Actividad física

Su vida era la actividad física, era parte de su rutina. La nuestra es la lucha por encontrar un hueco para poder tener actividad física. El deporte es un claro sustituto del proceso de caza. Tanto para hombres como para mujeres. No creo que, como dicen, que las mujeres se quedaran en la cueva esperando a que los hombres trajeran el mamut. Es posible que no fueran las primeras en derribarlo, o atravesarle con lanzas, pero seguro que no estaban muy lejos en el proceso de caza. Para ayudar a trocear y transportar el mamut, harían falta muchas manos. El homo citius ya no tiene que cazar, pero necesita todo el proceso que implica la caza para sentirse feliz. Por cierto, si crees que el deporte no te gusta, o no te gusta la actividad física, no te culpes, es posible que la dieta basada en los productos refinados tenga algo que ver con esa inapetencia por el ejercicio.

Relaciones sociales

Nos define el Clan. Si lo piensas un momento, tu entorno de amigos, familia compañeros de trabajo, etc… estará en torno a las 100 personas. Como hace miles de años seguimos formando parte de un clan. Lo que choca en este caso es que el clan está desunido, no está físicamente junto. Eso sí, hacemos todo lo que podemos para volver a unirlo siempre que sea posible, reuniones, fiestas, cumpleaños, etc…

Como veis, vivimos en una sociedad que nos aleja a diario, de los ejes que marcaban la vida de nuestros antepasados hace miles de años. De los ejes que nos hicieron lo que somos, y de los ejes a los que siempre tendemos a volver. No es posible evitarlo, estamos aquí porque la naturaleza consideró que eran esos comportamientos los válidos y no otros. Que vivamos de una cierta manera desde hace unos 2000 o 4000 años no es nada. Ese tiempo es equivalente a cero para la evolución.

En cierto modo, ser consciente de esto me ayuda a comparar mi vida con la de aquellos antepasados. Si algo me está pasando trato de ver si eso sería normal hace miles de años. Si no es así, trato de buscar una ruta que me lleve de nuevo a algo similar a lo natural. A un equilibrio.

¿Qué otros comportamientos actuales creéis que chocan con la forma de vivir que tenemos hoy día?

1C11 se alimenta de las visitas, si me votas o me compartes contribuyes a que crezca. Muchas gracias.

11 comentarios para “Hábitos y costumbres enfrentadas: cazadores y recolectores Vs Homo Citius”

  1. Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Tardas en leerlo de 5 a 8 minutos Los instintos naturales se pierden en estado doméstico. Charles Darwin Cazando… Somos cazadores y recolectores. Lo hemos sido durante miles de años y no podremos dejar de serlo nunca. Aho……

  2. Marta dice:

    Esta genial el artículo, Felicidades!!

  3. Marta dice:

    Esta genial el artículo, Felicidades!!

  4. neska dice:

    Creo que la diferencia más importante es que ponemos muchos impedimentos a nuestras necesidades. Como son necesidades se acaban  "cumpliendo” queramos o no pero no en tiempo y forma adecuadas. Ahora tengo que ir a clases que me ayuden a tonificar o simplemente a utilizar músculos que poco o nada utilizo, lo que de alguna manera no deja de ser curioso.

    No estoy segura pero siempre he pensado que la planificación de aquellas gentes se limitaba a, como mucho, unas cuantas estaciones cuando nosotros planificamos periodos muy largos de tiempo, dispersando y quitando mucha “energía” a tareas del presente.

    Recordar cómo fuimos y qué es lo básico no está mal .

    Gracias por tu artículo.

     

  5. neska dice:

    Creo que la diferencia más importante es que ponemos muchos impedimentos a nuestras necesidades. Como son necesidades se acaban  “cumpliendo” queramos o no pero no en tiempo y forma adecuadas. Ahora tengo que ir a clases que me ayuden a tonificar o simplemente a utilizar músculos que poco o nada utilizo, lo que de alguna manera no deja de ser curioso.
    No estoy segura pero siempre he pensado que la planificación de aquellas gentes se limitaba a, como mucho, unas cuantas estaciones cuando nosotros planificamos periodos muy largos de tiempo, dispersando y quitando mucha “energía” a tareas del presente.
    Recordar cómo fuimos y qué es lo básico no está mal .
    Gracias por tu artículo.
     

  6. Fernanda Soliz dice:

    Tienes ese algo que siempre me llama la atención para con tus artículos y eso me gusta porque siempre me entreteines para bien y sobre todo aprendo también.

    Saludos

  7. Fernanda Soliz dice:

    Tienes ese algo que siempre me llama la atención para con tus artículos y eso me gusta porque siempre me entreteines para bien y sobre todo aprendo también.
    Saludos

  8. Jorge dice:

    Hi Aitor!.

    Vengo a llevate la contraria.

    Considero que el hecho de que hace miles de años el hombre se comportara de esa forma no era porque geneticamente  fuera el mejor comportamiento;era simplemente porque no se conocia otro mejor.

    El fin de toda evolución es la supervivencia y lo que está claro es que con aquellas costumbres la esperanza de vida no llegaba a los 25 años. Ahora perseguimos los 100…

    Eso sí: sigue escribiendo. Haces pensar, y eso está bien en cualquier etapa evolutiva.

  9. Jorge dice:

    Hi Aitor!.
    Vengo a llevate la contraria.
    Considero que el hecho de que hace miles de años el hombre se comportara de esa forma no era porque geneticamente  fuera el mejor comportamiento;era simplemente porque no se conocia otro mejor.
    El fin de toda evolución es la supervivencia y lo que está claro es que con aquellas costumbres la esperanza de vida no llegaba a los 25 años. Ahora perseguimos los 100…
    Eso sí: sigue escribiendo. Haces pensar, y eso está bien en cualquier etapa evolutiva.

  10. Aitor dice:

    Muchas gracias a todos por participar:

    @Marta, gracias.

    @Neska. Efectivamente esas necesidades tarde o temprano afloran o nos pasan factura de un modo u otro y hay que buscar la forma de darles salida.

    @Jorge. Me encanta que me lleves la contraria. El problema con la evolución es que trabaja en escalas de tiempo de millones de años, mientras que las costumbres lo hacen en muy poco tiempo. No se pueden comparar. Ahora vivimos más, no porque hayamos cambiado de costumbres, sino porque la agricultura, y la tecnología nos independizó de los ciclos naturales. Pero ocurrió tan rápido, que aún seguimos teniendo tics evolutivos que tiran mucho. Es decir, el proceso evolutivo no ha tenido tiempo para "seleccionar" ciertos comportamientos. Es más, creo que se podría vivir aún más siendo conscientes de estas necesidades y tomando la parte buena del desarrollo médico y tecnológico actual.

    @Fernanda. Me alegra que te resulten interesantes los contenidos. Muchas gracias.

  11. Aitor dice:

    Muchas gracias a todos por participar:
    @Marta, gracias.
    @Neska. Efectivamente esas necesidades tarde o temprano afloran o nos pasan factura de un modo u otro y hay que buscar la forma de darles salida.
    @Jorge. Me encanta que me lleves la contraria. El problema con la evolución es que trabaja en escalas de tiempo de millones de años, mientras que las costumbres lo hacen en muy poco tiempo. No se pueden comparar. Ahora vivimos más, no porque hayamos cambiado de costumbres, sino porque la agricultura, y la tecnología nos independizó de los ciclos naturales. Pero ocurrió tan rápido, que aún seguimos teniendo tics evolutivos que tiran mucho. Es decir, el proceso evolutivo no ha tenido tiempo para “seleccionar” ciertos comportamientos. Es más, creo que se podría vivir aún más siendo conscientes de estas necesidades y tomando la parte buena del desarrollo médico y tecnológico actual.
    @Fernanda. Me alegra que te resulten interesantes los contenidos. Muchas gracias.

Dejar un comentario