El EpicFail urbanístico y mi vivienda ideal

Todos tenemos nuestra casa, que es el hogar privado; y la ciudad, que es el hogar público” Enrique Tierno Galván (Alcalde de Madrid)

Coches y avenidas amplias

Un aspecto del que nunca he hablado en el cafelito es el del urbanismo y las ciudades. Mi abuelo, la persona honrada del post de la semana pasada, era delineante, y aunque mi trayectoria profesional no ha tenido nada que ver con esto, sí que me dejó un poso de gusto por la arquitectura y cómo se organizan las ciudades.

Hace unos días, tuve la oportunidad de asistir a una fiesta de cumpleaños a la que habían invitado a mi hija. Ni que decir tiene que ella se lo pasó fenomenal, y a mi me permitió descubrir lo que creo que sería la vivienda ideal. Pero antes de contaros cómo era, me gustaría compartir con vosotros unas reflexiones sobre la forma en la que vivimos en Madrid, y que creo que extensible a muchas otra ciudades de España y del Mundo.

Vivo en Sanchinarro, un barrio relativamente nuevo de la zona norte de Madrid. Estos comentarios en twitter os pueden dar una idea:

 

Son solo un par de opiniones. La primera es de una persona que vive en mi barrio, y la segunda de alguien que lo conoce desde fuera,  pero uno se pregunta, ¿son sólo un par de opiniones aisladas o reflejan el pensar de más gente? Mi impresión es que estas opiniones son comunes. Y esto nos lleva a la siguiente pregunta, si esto es así, ¿por qué estamos construyendo barrios en nuestras ciudades que NO NOS GUSTAN?

Muchas veces he pensado que somo simples Sims en manos de los gestores. Que hay personas que manejan un juego de ordenador en el que deciden, en función de sus preferencias, dónde poner un parque, dónde una calle, etc…

Sanchinarro, como muchos de los nuevos PAU (Plan de Acción Urbanística) de Madrid, son diseñados sobre plano, especificando zonas y luego vendiendo parcelas. El problema es que cuando se diseñaron estos barrios es que no hay normas sobre qué tipo de edificios se tienen que construir, y esto es clave para saber cómo va a funcionar luego el barrio.

Por ejemplo, gran parte de las viviendas del barrio son parcelas cerradas con piscina y zona interior, que no dejan espacio para locales comerciales. Y esto modifica mucho la forma de vida del barrio. Ojo, no digo que sea necesariamente menos social, porque los patios interiores promueven mucho la intercomunicación entre vecinos, sobre todo si tienes niños o perros, pero sí que hace que la vida fuera de tu casa sea más pobre en cuanto a comercios, oficinas o pequeñas empresas.

Un caso trágico es el de este edificio:

Celosía Sanchinarro local comercial inservible

Este edificio se llama celosía, y lo que podéis ver en la fotografía de arriba es un local comercial tapiado, ¿por qué? Pues porque el edificio fue diseñado como una gran plaza abierta, su diseño estaba previsto para que fuera colocado en una zona llana, de forma que se pudiera pasear por el interior, y de esta forma poder incluir locales comerciales. La realidad, que la parcela que le tocó en Sanchinarro estaba en cuesta. Por este motivo se tuvo que hacer un talud de tierra, que impide usar los locales, y lo que es peor, como ya no tienen sentido, todo el perímetro del edificio está vallado. Es decir, lo que podría haber sido un lugar con vida interior para todo el barrio, se quedó en nada.

En general, todos los nuevos barrios cuentan con avenidas muy grandes y amplios espacios, iba a decir verdes, pero la jardinería deja mucho que desear. Además, al pincharse la burbuja inmobiliaria, muchas parcelas quedaron sin urbanizar y se han convertido en eriales que afean bastaste el paisaje. A esto supongo que se suma, el enorme costo de mantenimiento en jardinería que tienen todos estos espacios “verdes”.

Luego está la cuestión ambiental. Todos estos nuevos bloques tienen un consumo energético enorme. Agua para las piscinas, para los jardines interiores, para las calefacciones. A todo esto tenemos que añadir que al estar los edificios tan separados, hay pocas sombras, y los pocos árboles existentes son muy jóvenes (aunque crecieran seguiría faltando sombra). Todo esto hace que los aires acondicionados sean habituales, lo cual agrava aún más el problema. Porque expulsan  el calor de las casas, y lo comparten con todos los vecinos.

Hace algún tiempo estuve en Hervás, un precioso pueblo de Extremadrua, que mantiene casi intacta la última judería que existió en España. Su diseño es justo el contrario para defenderse del calor. Casas de paredes blancas, calles estrechas…

Mi vivienda ideal

Y vuelvo al principio. No podemos pensar en un modelo como el de Hervás para una ciudad como Madrid, pero sí que se pueden hacer cosas interesantes. Por ejemplo esta:

Casas de bloques con zona común

Se trata de un grupo de viviendas unifamiliares cuyo diseño creo que es perfecto para las familias. La casa está organizada en torno a un patio central abierto al cielo (ver), y la entrada está a pie de calle, y se comparte con las demás viviendas. Ni que decir tiene que es el paraíso para los niños. Pueden salir de la casa sin problema y compartir juegos con los demás niños de la urbanización sin peligro. 

Las zonas verdes interiores, están mas limitadas, y además cuentan con placas solares. Hay zonas verdes, que algunos vecinos han usado para plantar verduras. A mi es un modelo que me parece ideal y es muy probable que alquilara un piso en Madrid de este tipo si existieran, pero que presenta algunas pegas, por ejemplo de uso del suelo. También tienen el problema de los locales comerciales, pero también sería factible crear espacios para ellos, dentro del mismo complejo que miraran a la calle. Pero lo que está claro es que hace que sea más fácil cuidar a los niños en la sociedad actual.

Por otro lado, y dada la perspectiva del peak oil que se nos avecina, empiezo  a pensar que cada vez tendremos que ir siendo más locales para algunas cosas, entre ellas, para disponer de algunos alimentos, y el hecho de que los espacios interiores de las comunidades de vecinos puedan ser pequeños huertos urbanos, me parece una buena idea.

Desgraciadamente estas casas están muy lejos, como todos los nuevos barrios, de los centros de trabajo del centro de las ciudades. Para que todo fuera más sostenible, se me antoja imprescindible centros de trabajo comunes y deslocalizados que estuvieran en estos mismos barrios. Por otro lado, habría que pensar qué hacer con todas esas parcelas que están sin construir y que tal y como están las cosas, seguirán así por mucho tiempo. Quizá pueden volver a usarse para fines agrícolas y ganaderos, o para generar energía solar/eólica, pero algo habrá que hacer.

¿Qué os parecen estas casas? ¿Y los nuevos barrios de las ciudades?

14 comentarios para “El EpicFail urbanístico y mi vivienda ideal”

  1. Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: “Todos tenemos nuestra casa, que es el hogar privado; y la ciudad, que es el hogar público“ Enrique Tierno Galván (Alcalde de Madrid) Coches y avenidas amplias Un aspecto del que nunca he hablado en el cafelito es el d……

  2. @LuisGenAl dice:

    Planificar, planificar: cuanto más (y mejor) menos tendrás que trabajar.

    El barrio de de Valdespartera, en Zaragoza lo presentan como un buen ejemplo de planificación.

  3. lady_celeste dice:

    !!Hola,Aitor!!

    A mi me parece una idea estupenda q haya sitios donde los niños,sobre todo,se puedan solazar y jueguen sin peligro.Y tu idea de los huertos me parece genial,seria una forma de hacer la convivencia vecinal mas armoniosa.Unas casas muy originales las de la foto,es la primera vez q las veo.

    Me ha gustado mucho lo q has expresado en el post.

    Muchos besos,Aitor

  4. @bajo_fernando dice:

    Uno de los grandes errores en un barrio como Sanchinarro es que hay poca densidad de población por m2, son parcelas muy grandes en las que se han construido una media de 6 alturas y sin locales comerciales, salvo en 2 avenidas. Si a parte de lo que acabo de comentar añadimos la mala gestión en el cuidado de los parques, esto hace que la gente se encuentre más agusto dentro de las urbanizaciones, porque no hay ningún atractivo en el exterior.
    El gran problema que ha tenido sector de la construccion ha sido la figura de promotor, el que por no hacer prácticamente nada era el que mas beneficios obtenía. Antiguamente no existía el promotor, era la constructora la que se encargaba de vender, gestionar y construir, obviamente el precio era mucho menor y la construcción era de más calidad.
    El tipo de vivienda que propones le gusta a cualquiera, pero creo que es un error en una ciudad como Madrid, porque volvemos a lo que comentabas en tu articulo "hace que la vida fuera de tu casa sea más pobre en cuanto a comercios….." Si te has fijado en la zona en la que están esas viviendas (Pau de Vallecas) esta completamente abandonada, parcelas vacías, grandes zonas sin ajardinar….. 
    Un gran desarrollo urbanístico bien hecho, no tiene que tener edificios en manzanas cerradas sino bloques de mas alturas abiertos como los de antes para reducir la superficie edificable, de este modo en menos metros más viviendas y por lo tanto más densidad de poblacion, todos los edificios deverian tener locales comerciales e incluso la planta primera destinarlas a oficinas como en el P.de la Castellana, de este modo habría gente que saliera del barrio para trabajar pero muchos otros vendrán a trabajar. Un barrio tiene que tener actividad económica de lo contrario se convierten en ciudades dormitorio que crean muchos gastos y no aportan nada. 
    Tambien creo que deberían tener pequeños parques o plazas cerca de las viviendas que inviten a la gente a salir con los niños y no a quedarse dentro de la urbanización, un barrio en el que esto esta muy bien pensado es el barrio de Valdebernardo. Si el barrio tiene estanques de tormentas se podria acumular acumular agua para el riego de los parques públicos y privados.
    Y por ultimo el gasto energetico de un edificio se puede rebajar considerablemente con algo tan sencillo como fachada ventilada, esto hace que el calor o el frío no tengan un contacto directo con las viviendas, es caro pero a corto plazo se amortiza.
    Ah, en el edificio Celosía que a mi particularmente me gusta están montando un negocio aunque no se como se podrá pasar.

    • Gracias Fer!

      A mi también me gusta el edificio, pero si se hubiera puesto donde debía, en un sitio llano a ras de suelo y como plaza central. En cuanto al local, supongo que será para una oficina, porque un comercio al que tengas que llamar para entrar, lo veo complicado…

      Respecto a lo que dices, yo he vivido 5 años sin un patio de vecinos, y apenas cruzabas unas palabras con el vecino de al lado. En un patio común interior, se establecen vínculos más fácilmente. Eso no quita para que una de las fachadas de los edificios, se puedan poner locales, y tengamos lo mejor de los dos mundos. Creo que ambos son compatibles.

  5. Xuaco dice:

    Me gusta la idea de reconvertir los eriales en huertos urbanos. Demasiados niños que siguen pensando que los vegetales y las frutas crecen en las estanterías de los supermercados 😉

  6. El problema, desde mi punto de vista, es que no se pueden separar la arquitectura del "modo de vida", de la sociedad que estamos implantando.

    Las ciudades son "grandes centros de trabajo", nadie quiere vivir demasiado lejos… así que la única solución es crear grandes moles de pisos "apretados". Que por otra parte, son la forma más "eficiente" (al menos desde el punto de vista de la construcción; uso del suelo, sinergias…) y por lo tanto la que da unos resultados relativamente más baratos y asequibles (quiero decir, también hay chaléts estupendos en el centro de Madrid, p.j. El Viso)

    ¿Locales comerciales? ¿Para qué, si todos los adultos se pasan el día en sus centros de trabajo? ¿Quién iba a comprar en esas tiendas? No es una cuestión de que "falten locales", es que la tienda que abriese se moriría de inactividad. Casi mejor ni plantearlo.

    Yo, que tengo la "suerte" (más o menos) de vivir en un pueblo (pero ya "pueblo grande", Aranda de Duero) percibo la diferencia. Aquí la "arquitectura" y el diseño del pueblo es distinto, porque responde a una realidad social distinta.

    En definitiva, que la pregunta no es "qué diseño de ciudad queremos", sino "qué modelo de sociedad queremos". La arquitectura, al final, acaba siendo una consecuencia más que una causa.

    • AitorCalero dice:

      Pues yo creo que es un ejemplo perfecto del pez que se muerde la cola. No se construyen locales comerciales, luego no hay posibilidad de instalar comercios (u oficinas para pymes) y eso afecta al barrio y a su forma de vida.

      Creo que el problema en Sanchinarro, ha sido que solo se planificaron zonas generales (verdes, viviendas y servicios), pero luego no se tuvo en cuenta si las viviendas tenían, en según qué zonas, obligación de tener locales comerciales.

      Cuando se piensa en locales, no hay que pensar solo en comercio, también se pueden poner oficinas que no requieren del paso de gente, y que a su vez, hacen más atractivas las opciones para otros comercios.

      Para mi el problema, es que si no hay donde poner un negocio, es imposible ponerlo. Pero si ponemos normativas para asegurar un mínimo de locales, estamos fomentando el mercado. Por un lado habrá arrendatarios que quieran alquilar, y comerciantes o pymes que quieran poner negocio. El mercado se encargará de fijar los precios para que todos ganen. Pero si no hay opción…

      En mi opinión, la arquitectura es un reflejo de la sociedad, pero su planificación es también un agente modificador.

      En las tablas, se estableció una zona de servicios, a la que han ido muchas empresas, a las que han acompañado un montón de negocios de restauración, y servicios porque había locales donde instalarse.

  7. xGaztelu dice:

    Tratas un tema apasionante –al menos para los que somos “del gremio”- y realmente complicado: quienes proyectan esos PAUs son profesionales que saben lo que hacen, e intentan dar buenas soluciones a problemas reales. Pero el paso de la teoría a la realidad no es fácil –tú lo explicas muy bien en tu entrada- y no siempre se consigue "en el barrio" lo que uno previó "en el tablero" (es una forma de hablar: ahora la mayoría de los tableros son ordenadores). Fíjate que los mismos argumentos que usas en contra de Sanchinarro otro los podrían utilizar a su favor, e incluso alguno de los motivos que “atacas” (la situación y falta de locales comerciales) tú mismo acabas diciendo que sucede en la casa ideal de la que hablas al final del post. En cualquier caso, estoy contigo en que hay que pegarse un poco más al terreno, y huir como de la peste de la teoría pura y dura: cualquiera sabe que es muy bonito pensar en plazas transitables y espacios comunes abiertos a todos, pero también sabemos todos que a nadie le gusta que entren desconocidos en su casa y hagan botellón debajo de la ventana. En definitiva, que al proyectar hay que tener dos dedos de frente!

    Me ha gustado 1C11.

    xG

    • AitorCalero dice:

      Gracias por pasarte por 1C11, me alegro de que te haya gustado!

      Respecto a lo que comentas, sé que hay gente muy preparada en urbanismo y muy buenos profesionales, pero cómo he dicho en otros comentarios, la planificación no tiene en cuenta un número mínimo de locales comerciales por edificio, que creo que serviría para compensar estas situaciones.

      Por otro lado, creo que es compatible un modelo con patios interiores y que incluya zonas para comercios. Se podría tener lo mejor de los dos mundos.

  8. Ander dice:

    Buenas Aitor:

    Gracias por tu reflexión sobre la vivienda, me ha parecido súper interesante. Antes vivía en Vitoria en un bloque de un barrio relativamente nuevo y también tenía la sensación de que aquello no estaba hecho para las personas, todo tenía unas dimensiones totalmente inhumanas y disfuncionales. Ahora vivo en Berlín y me muevo mucho más andando que en Vitoria, ¡y eso que es 40 veces más grande! (de hecho, he vendido el coche).

    Me estoy pensando seriamente construirme una casa sostenible cuando vuelva a España. Te dejo un enlace, quizás te resulte interesante a modo de "input".



    Un abrazo y ¡gracias otra vez!

    Ander

  9. David Sánchez dice:

    Hola Aitor, y resto de lectores 😉

    Estoy de acuerdo con buena parte de tus reflexiones. Pero es imposible separar el urbanismo del estilo de vida que tenemos en nuestra sociedad, guste o no guste ese estilo. Conozco bien Sanchinarro y Las Tablas y pueden ser barrios mal diseñados, aunque también tienen cosas buenas. El asunto es analizar las causas por las cuales la gente insiste en vivir en las capitales, pudiendo deslocalizar la vivienda. Normalmente suele ser por aspectos de trabajo (yo mismo me lo he planteado muchas veces), pero en el fondo es un grave error, porque el trabajo no va a ser eterno y en cualquier momento nos vamos a otra empresa, montamos otro negocio,…, y zas, ni vivimos en un sitio que nos gusta y hemos perdido "un activo". Hay opciones para cambiar esto, pro daría para otro post… (igual te animas a escribirlo algún día, ;-))

    Por cierto, un 10 para uncafelitoalasonce. Esta muy, muy bien 😉

    • AitorCalero dice:

      Muchas gracias David. En cuanto a lo que dices, por ese mismo motivo yo vivo de alquiler 😉 Porque fijarse ahora mismo a un barrio o a un "activo" (pasivo más bien) no me resulta muy práctico y conlleva mucho riesgo. Más aún con la legislación hipotecaria que tenemos en este país.

Dejar un comentario