De consumidor compulsivo a ahorrador compulsivo en 5 cómodos pasos

El camino hacia la riqueza depende fundamentalmente de dos palabras: trabajo y ahorro” – Bernard Henry Levy

Es muy complicado, por no decir imposible, no consumir en nuestra sociedad. Y no es del todo malo. A todos nos gusta mejorar lo que tenemos o darnos un capricho de vez en cuando, el problema viene cuando nos pasamos. Hoy os voy a hablar del ahorro, de cómo convertirnos en ahorradores compulsivos, en vez de caer en la tentación de ser consumidores compulsivos.

Hoy os voy a dar 5 recomendaciones que os pueden a ayudar a implantar una metodología de ahorro práctica y 100% realizable.

1 – Sé estratega. Metas económico temporales.

No es lo mismo, ni requiere la misma estrategia, ahorrar para comprarse una PS4, que para tener un extra de dinero en tu jubilación. Es más, puede que en el primer caso ni se necesario, porque la podrás tener casi inmediatamente y pagarla en plazos al 0% de interés. Sin embargo, para tu jubilación, o comprar una casa, o tener un fondo ante emergencias, puede ser necesario marcarse objetivos, el cuándo y el cuanto. Planteemos un objetivo razonable: “comprar una casa en un pueblo”. Podríamos estar hablando de tener que ahorrar unos 20.000€ en 10 años para poder pagar una entrada de una hipoteca, porque salvo que seas rico, o te toque la lotería, no creo que lo puedas pagar de golpe. Eso implica que hay que ahorrar 2.000€ por año, o unos 170€ al mes. Este es ya un número ancla, que nos va a marcar si nos lo podemos permitir en ese plazo, ampliarlo o si tenemos que desechar la idea por completo. Recuerda, siempre marca un cuándo y cuánto.

2 – Sé Prudente. Aprender a usar los productos de inversión.

La forma más segura de perder dinero es tenerlo debajo del colchón. Es 100% seguro que con el tiempo, ese dinero valga menos. La inflación es un fenómeno económico inevitable y para ello es necesario aprender a usar los diferentes productos de inversión o ahorro. El problema es que hay muchos y muy variados. Por suerte (o por desgracia) pertenecer al euro hace que mantener nuestro dinero en una cuenta de ahorro, no nos haga perder mucho. No obstante, yo te recomendaría que usaras algún tipo de fondo de inversión. Los hay garantizados, es decir que, en principio, no pierdes pasta (pero siempre lee la letra pequeña), y los hay no garantizados en los que puedes ganar bastante más (hay rentabilidades superiores al 20%) pero en los que una buena crisis, como la que estamos pasando, se lo puede llevar todo de golpe.
Otra cosa, nunca te dejes aconsejar por llamadas desde bancos, colegas que tienen el dinero en noseque rollo de sellos de caucho, o cosas similares. Se tú mismo quien vaya a buscar lo que necesitas y te informes. Si todavía te patinan algunos conceptos económicos, puedes leer este post sobre conceptos básicos de economía para gente normal.

3 – Sé tacaño my friend. Hay que renunciar a cosas.

“There is no gain without pain”, suelen decir los entrenadores de alta competición. No te va a gustar oir esto, pero salvo que buques formas y las hay de aumentar tus ingresos, vas a tener que renunciar a ciertas cosas. Cada uno tiene buscar en qué y si le merece la pena. Un ejemplo personal, yo como todos los jueves fuera de la oficina con los compañeros. El menú suele ser de 10€, es decir, que en 10 meses de media anual, puede suponer 400€. Si echamos cuentas a 10 años, con un interés del 15%, estamos hablando de casi 10.000€. Si recordáis, la mitad de esos 20.000€ que necesitábamos para la casa en el pueblo. Por cierto, que en mi caso, no voy a renunciar a todos los jueves, porque me gusta comer con mis compis, pero sí que haré 2 de 4 comidas.
Una cosa, cuando hablo de ser tacaño, hablo de serlo con uno mismo. No seas tan mezquino de no darle un euro a un músico que toca bien en el metro, o a quitar tu suscripción periódica a una ONG. Sé tacaño, pero contigo mismo.

4 – Sé innovador. Nuevas formas de consumir.

Si siempre haces lo mismo, siempre acabas teniendo los mismos resultados. Innova un poco en tu forma de consumir. Hay muchas páginas web por ahi, que nos pueden ahorrar un poco de dinero y que nos pueden ayudar a conseguir nuestros objetivos de ahorro. Pero ojo, recuerda estamos tratando de dejar de consumir por consumir. Vamos a un caso concreto y bastante habitual. Vais a ser padres y os tenéis que hacer con lo típico, maxicosi, cuna, carrito de paseo, etc… El problema con estas compras es que son bastante caras, y duran muy poco tiempo. En mi opinión una ruina. Si tenéis suerte algo os regalarán, pero aun así, siempre hay que comprar un carrito, en el que, al año, no hay forma de sentar a vuestro hijo, porque ha descubierto que la posición bípeda es muy guay. Resultado, ¿te has gastado una pasta en el carrito y solo sirve para ocupar sitio en el trastero?
Pues bien, hay otras opciones. Por ejemplo, en Biddus puedes hacer una compra o consumo colaborativo. Te juntas con más padres que estén buscando lo mismo, y optas a comprar productos para bebés en los que puedes obtener un ahorro considerable.

5 – Sé hormiguita. Haz que cada euro cuente.

Ninguno de los pasos anteriores sirve, si no materializamos los ahorros obtenidos. Cuando digo materializar, digo materializar. Es decir, que te tomes la molestia e implantes los mecanismos para que, si has conseguido un ahorro en algo, casi inmediatamente hagas una transferencia a tus ahorros por el importe de la cantidad ahorrada, ingresada o ganada.
Por ejemplo, hace poco poco cambié de tarjeta a contrato en mi móvil porque gran parte de las llamadas las hago con el móvil de empresa (no les timo eh! es que han negociado llamadas gratis para empleados). Por tanto, esos 10€ mensuales que me gastaba de media en mi tarifa de datos y llamadas, ahora pueden pasar a formar parte íntegramente de mis objetivos de ahorro. He hecho una transferencia periódica de 10€ a uno de mis productos de ahorro. De nuevo, echando cálculos a 10 años, podrían suponer casi 2.800€.

Importante en todo esto “rentabilidades pasadas no implican rentabilidades futuras” o dicho de otra forma, depende de lo que uses para ahorrar puedes perder dinero, o que ahorres menos de lo que esperabas, o que tengas que cambiar de idea. Lo importante no son los números de este post, sino el método. Ten en cuenta que si todo se va la mierda, el que tengas tu dinero debajo de un ladrillo, tampoco te va a ayudar. Por último y no menos importante, no soy broker, ni economista, ni lo pretendo, así que no me preguntes por productos de inversión concretos, materias primas o similar, porque sinceramente, yo no soy la persona adecuada. Me he informado, pero es un mundo lo suficientemente complejo como para que busques la opinión de un tercero y de hasta un cuarto. Lo dicho, quédate con las ideas y la metodología general.
¿Qué estrategias de éxito habéis seguido vosotros para lograr ahorrar? ¿Por qué no lo habéis logrado en caso contrario?

21 comentarios para “De consumidor compulsivo a ahorrador compulsivo en 5 cómodos pasos”

  1. Patricia dice:

    ¡Qué tema más interesante Aitor!

    En mi caso, estoy empezando a implantar en mi vida el minimalismo, y eso engloba también el tema económico.

    El año pasado me comprometí a separar 10 Euros semanales y ahorrarlos para los imprevistos.

    Este año he sido más ambiciosa: para no depender de mi buena voluntad, he abierto una cuenta bancaria en un banco distinto a mi habitual, y transfiero mensualmente un 10% de mi sueldo. Al tenerlo en otro banco, es como si el dinero “desapareciera”, pero así voy construyendo un pequeño fondo (y que me genera mayores intereses, de paso).

    Todavía no llevo bien lo de no gastar a lo loco en caprichos, pero ahí andamos.

  2. Información Bitacoras.com

    Valora en Bitacoras.com: “El camino hacia la riqueza depende fundamentalmente de dos palabras: trabajo y ahorro” – Bernard Henry Levy Es muy complicado, por no decir imposible, no consumir en nuestra sociedad. Y no es del todo malo. A todos nos …

  3. Elisabet dice:

    A mi lo que me funciona es hacerme un presupuesto semanal. Sé perfectamente los gastos fijos (prorrateo seguros de casa, vida, impuestos, etc, para hacer el cálculo mensual) y lo que quiero ahorrar, 100 € para el fondo de mantenimiento del piso (por si se rompe la caldera, nevera y esas cosas que siempre pasan), aparto 100 € para otros imprevistos (lo que tu dices de la casa del pueblo podría entrar aquí, pero yo nunca me la compraría, así que yo pienso más en algo de médicos) y luego miro lo que me queda. 400 € mensuales!

    Los divido en gastos de comida y droguería (200 € mensuales) y los otros 200 € en gastos de ocio (cafés, cervecitas, cena, ropa, material de deporte, billares…). Ya sé que gastarme 200 € en ocio al mes no es ser muy austero, pero ya he pasado por etapas que no podía ni tomar una cerveza con los amigos y ahora que puedo prefiero vivir un poco y ser feliz.

    Volviendo al tema, que me estoy yendo por los cerros de úbeda, saco los 400 € a principio de mes y los guardo en dos sobres, manutención (200 €) y ocio (200 €). Como el mes tiene cuatro semanas tengo el presupuesto de 50 € semanales para cada partida. A principios de cada semana pongo 50 € en el monedero de manutención y otros 50 € en el de ocio. Y me ajusto a lo que hay, no gasto más.

    Cuando pagaba con Visa (siempre electron, nunca utilizaría una de crédito), no controlaba tanto el gasto y consumía más alegremente. Ahora ya sé cuándo me puedo dar el capricho de comprar salmón marinado y cuando no… cuando me puedo permitir una cenica y cuando no…

    • Hola Elisabet, es una buena técnica, pero en mi caso no logro que eso me funcione, y prefiero actuar sobre los "extras" con los que no contaba, para hacer de ellos mi ahorro. Pero estoy seguro de que tu método es más efectivo.

  4. Interesante. En especial el punto quinto, por los mecanismos psicológicos que implica poder implantar efectivamente el ‘hormigueo’.

    Un saludo

    PD: creo que hay error tipográfico-gramatical en ‘ Sé Aprender a..’

  5. MiguelHD dice:

    Genial Aitor, consejos sencillos pero que funcionan. Yo una cosa que he hecho es buscar ahorro como bien dices en la compañía de telefonía móvil (tarifa barata adaptada a lo que gasto, ni más ni menos) gasolina (buscar una de calidad pero que ofrezca interesantes promociones de ahorro)ser tacaño conmigo, como dices (reducir mucho la frecuencia de ir al cine, ir en días de oferta…). En cuanto a alimentación, páginas como la de la OCU ofrecen información sobre las mejores compras. Es poco ahorro por separado, pero, como las hormiguitas, a largo plazo puede suponer una diferencia importante.

    ¡Saludos!

    • Sí, para mi lo más importante, es que esos pequeños ahorros, "desaparezcan de nuestra vista" cuanto antes, y vayan a un banco, fondo, o una hucha, pero que sea inmediato, y "difícil" recuperarlos de inmediato, salvo casos de extrema necesidad.

  6. M B dice:

    Felicitaciones por el artículo.
    ¿Qué tipo de fondo o "ahorro" sería el ideal? Vamos, dónde "meter" el dinero.

  7. […] Ninguno de los pasos anteriores sirve, si no materializamos los ahorros obtenidos. Cuando digo materializar, digo materializar. Es decir, que te tomes la molestia e implantes los mecanismos para qu…  […]

  8. Daniel Martínez de la Hera dice:

    Gran blog Aitor me parece que das unos buenos consejos que queramos o no todos deberíamos seguir y más en épocas como la que estamos viviendo ahora mismo.
    Yo tuve una experiencia mala con el dinero, lo que tenia lo gastaba y no me preocupaba en el futuro, en el ahorro y menos en si lo que compraba me servía para algo, compraba por impulsos pero poco a poco y con ayuda fui ahorrando y no gastando por gastar, ahora me he convertido en un poco tacaño pero que se le va a hacer al final todos deberíamos seguir estos pasos para no caer en el consumo impulsivo y de esta manera tener un “colchón” para el futuro que nunca sabes cuando lo vas a necesitar.
    Un saludo

  9. LiliJob dice:

    Hola,

    Son muy buenas recomendaciones, considero que hay que aprender a ahorra y a no gastar en cosas superfluas que realmente no nos traen nada bueno además de hacernos sentir que necesitamos más.

    Un saludo!

  10. Diseases of the Cat: Medicine and Surgery

    Vet textbook on the cat

  11. Muy Buenos consejos uncafelitoalaonce,

    En estos tiempos de crisis tenemos que ajustarnos el cinturón tanto como podamos, ya que no sabemos como vamos a estar de aquí a un par de días. Sin ir más lejos hace un par de días no pude comprarme una gorra de la tienda de la esquina que me encantó porque ahora mismo no tengo empleo. Como buena apasionada por la moda que soy me gustaría gastar lo máximo posible, pero por ahora solo queda esperar y fastidiarse jeje

    Respecto a lo de la PS4 que mencionas, he de compartir mi opinión. Las empresas grandes han sabido como “engañar” al público ofreciendo una play station por 20 euros al mes, sin darse cuenta que el final van a pagar esos 400 euros… Me parece una gran idea, a la vez que perversa y que lleva a muchos equívocos.

    Un Beso a todos!!

  12. Robert dice:

    Bueno el articulo Aitor,
    Felicitaciones

    Salu2

  13. Exelente, yo por ahora estoy en modo ahorrador, no por gusto sino porque me falta dinero jeje

  14. Gardenia dice:

    Necesitaba este artículo, sobre todo con las Navidades en puerta que es cuando uno gasta sin parar,que mejor que estos pasos para ir a ser mas ambiciosos y dejar de ser derrochadores 😀

  15. Gardenia dice:

    Se lo voy a compartir a mis hermanas

  16. Stella bottani dice:

    Muy agradecida,pero soy argentina

  17. Muy agradecida, gracias.

Dejar un comentario