Acepta la crítica y mejora como persona conociendo sus fases

Las críticas son algo que podemos evitar fácilmente si no decimos nada, no hacemos nada y no somos nada Aristóteles

Monkey 3 - El mono enfadado - The monkey angry

No te enfades como un mono y acepta la crítica para mejorar

A nadie le gusta que le critiquen. Como mucho, los que aseguran que aceptan las críticas, lo que hacen es disimular mejor que otros su disgusto. Pero las críticas son necesarias, tanto hacerlas como recibirlas. Sobre cómo hacerlas ya se ha escrito mucho, y quizá no sea necesario abundar en el tema. Nos sobran críticas. Lo que he visto menos son formas sobre cómo encajar las críticas.

Para mi las críticas tienen unas fases que se pueden identificar muy claramente, y que todos, de una forma u otro pasamos: negación, enfado, tristeza, aceptación y (a veces) superación. Conocer cada una de ellas nos puede ayudar a aceptar mejor las críticas y también a hacerlas de una forma más positiva. Veamos cada una de ellas:

  • Negación. No importa lo que nos digan. Nuestra primera reacción será siempre negarlo. ¿Yo? ¿Qué dices? Yo no hago eso, o no me comporto así, o estás exagerando. La imágen que el que critica dibuja de nosotros no nos gusta. Nos parece injusta y alejada de la verdad. Simplemente no es cierta.
  • Enfado. Ahora toca el turno del contrataque. Vale, si yo seré así, pero es que tu…, o vamos no me jodas. No me puedo creer que me digas eso… ¿Cuántas veces habremos oido estas frases? Y ¿cuántas veces las habremos dicho? El nivel de enfado será directamente proporcional a la confianza que tengamos con el que critica. Es por eso que las críticas que nos hace nuestra pareja acaban en discusión muchas veces, mientras que las que nos hace cualquier otra persona no.
  • Aceptación. Poco a poco, y no necesariamente en el momento de la crítica, nos vamos dando cuenta de que el que nos critica puede tener algo de razón. En realidad, algo de lo que nos dice nos dolia porque era cierto. Porque estaba tocando uno de nuestros puntos débiles. Una de esas verrugas de nuestro comportamiento que no nos gusta reconocer, pero que sabemos que están ahí.
  • Tristeza. Es muy posible que tras la fase de aceptación, o casi a la vez, empecemos a sentir una cierta tristeza. Hemos fallado, estamos haciendo algo mal y lo sabemos. No nos gusta reconocerlo. Esta fase de tristeza puede verse aumentada o disminuida en función de lo mucho que hayamos rechazado o aceptado la crítica. Si el enfrentamiento ha sido muy fuerte nos costará más, porque estaremos sumando el remordimiento de habernos excedido en el enfado.
  • Superación. Este es el verdadero reto. Si la crítica es acertada, y realmente ha tocado uno de nuestros puntos sensibles tendremos que actuar. De lo contrario habremos sufrido en balde. En este momento se trata de dibujar una estrategia para cambiar eso que sabemos que tenemos que mejorar.

Ahora bien, una vez repasadas estas fases, ¿de qué nos sirve conocerlas? Para mi, tienen dos vertientes. Una para el que critica y otra para el que recibe las críticas.

En el primer caso, si eres tu el que has hecho las críticas, conocer estas fases te puede ayudar a que la persona que las recibe las encaje mejor. ¿Cómo? Limitando los efectos secundarios. Por ejemplo, en la fase de negación se deberían presentar los hechos de la forma más objetiva y constructiva posible, sin exageraciones innecesarias y tratando de exponer todo de forma muy clara. Usando la comunicación no violenta. Cuanto más claro mejor, ya que esto ayudará a la otra persona en la fase de aceptación. También es importante que en la fase de tristeza, si es una persona a la que apreciamos, estemos atentos para darle nuestro apoyo. Por supuesto, en la fase de superación es crucial vigilar si nuestra crítica está teniendo efectos para poder animar y ayudar a que la otra persona cumpla sus objetivos.

En el segundo caso, si tu eres el criticado, saber que vas a pasar por estas fases y conocerlas te puede ayudar a mitigar sus efectos. Por ejemplo, en la fase de negación en vez de tratar de contraatacar para “quedar por encima”, trata de buscar información. La comunicación no violenta es esencial en la fase de enfado. Es bueno decir que te ha molestado algo de la crítica, pero has de hacerlo de una forma en la que no se cree un problema mayor. En la fase de tristeza, busca ayuda en los demás. Hablar con otra persona sobre ello es de gran ayuda y consuela. Pero, sin duda, lo más importante será la fase de superación. Si la persona que te ha hecho la crítica es alguien que te aprecia o alguien que te ha hecho la crítica de una forma constructiva es importante que te plantees una estrategia para cambiar. En esta estrategia también debería estar implicada la otra persona, precisamente para valorar y apoyarte en ese cambio. Haz que la discusión merezca la pena.

Todos tenemos defectos que tenemos que pulir. Los que interactuán con nosotros en el día a día los conocen y los perciben mejor que tu. Si te aprecian de veras, algún día te los dirán y es entónces cuando debemos hacer lo posible por mejorar. Los dolores de crecimiento (personal en este caso) pueden ser muy molestos, pero los beneficios para ti y los que te rodean muy grandes. No los evites. Acepta las crítica y conoce sus fases.

Nota final. Todos reconocemos las críticas que se hacen únicamente para ofender. Saca las uñas, da un zarpazo, y sigue tu camino. No merecen la pena.

¿Sabéis reconocer una crítica constructiva? ¿Cuándo os molestan más las críticas? ¿Habéis recibido alguna crítica que luego os haya hecho mejorar como persona? Lo comentamos.

Por último, un favor, están en marcha los premios bitácoras.com y 1C11 está entre los 25 mejores gracias a vuestros votos. Si aun no habéis votado podéis darme vuestro apoyo votando 1C11 como mejor blog personal o simplemente haciendo clic en el botón de bitácoras más abajo. Muchas gracias.

6 comentarios para “Acepta la crítica y mejora como persona conociendo sus fases”

  1. Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Tardas en leerlo de 6 a 9 minutos Las críticas son algo que podemos evitar fácilmente si no decimos nada, no hacemos nada y no somos nada Aristóteles No te enfades como un mono y acepta la crítica para mejorar A nadie le ……

  2. Smarinha dice:

    Que bueno el post de hoy y que triste que el enfado sea proporcional a la confianza con la persona que critica… 🙁

  3. MiguelHD dice:

    Hay ocasiones en las que se ha criticado mi trabajo sin criterio ninguno, donde es mejor seguir adelante y punto. Otras veces sí que se han producido críticas de las que se ha podido sacar algo constructivo. Es duro recibir las críticas, pero creo que altamente beneficioso recibirlas a la cara, afrontarlas y sacar un aprendizaje.

    Desde mi experiencia personal, de nada sirve tratar de rebatirlas, justificarse, llevar a la otra persona a tu terreno… eso da la sensación de que quieres torear el problema en vez de afrontarlo.

    Es muy bueno que te digan lo que haces bien: es un refuerzo excelente y un elemento motivador importantísimo pero, cuando realmente se aprende, es cuando te dicen lo que haces mal.

    Gracias por el artículo 🙂

  4. Siempre es bueno relacionarse con gente que sabe hacer críticas constructivas, es algo natural en el proceso de aprendizaje :). Como dices, todos cometemos errores, y esto puede ayudar también a que seas menos "duro" con otras personas. Y si las críticas no tienen sentido y no están fundamentadas, ya sabes a quién merece la pena ignorar…

    Supongo que la clave es racionalizar todo el proceso de la crítica para poder pasar lo más rápido posible por la negación y el enfado y centrarse en la aceptación y la superación… y tratar de hacer ver a los demás este proceso de la misma manera.

  5. […] This post was mentioned on Twitter by Alfonso Alcantara, Juan Martínez, Milena Arango, 1Tonia, Marta Serrano and others. Marta Serrano said: RT @Yoriento: Las críticas podemos evitarlas si no decimos nada, no hacemos nada y no somos nada. Aristóteles http://bit.ly/bL4mB4 […]

Dejar un comentario