El dominio de la mente sobre el dolor

Que la salud no sea un impedimento para tu felicidad

Hoy tengo el placer de invitar a 1C11 a José Manuel Fernández, fundador de Saludality Health & Coaching y Coach de Salud. Os seré sincero, hace tiempo si me hubieran contado esto de que la mente cura, hubiera adoptado una actitud muy escéptica. Sin embargo, tras la lectura de varios libros, y algunos blogs (BetterMovement) soy cada vez más consciente de la importancia del aspecto emocional y mental en el control del dolor y la salud en general. Nuestro cerebro tiene una imagen mental muy precisa de nosotros mismos y áreas del cerebro están directamente ligadas con ciertas zonas de nuestro cuerpo. Muchas veces, ciertos dolores crónicos están más en nuestros cerebros que donde creemos que se producen. En este sentido las técnicas de coaching de salud pueden ser interesantes.

Por cierto, eentro de pocos días Jose va a arrancar un taller de coaching de salud, y todos aquellos lectores que estéis interesados podréis recibir un descuento. Para ello, enviar un correo a comentarios@uncafelitoalasonce.com ASUNTO: saludality)

Adelante Jose:

El dolor es una forma que tiene el cuerpo de avisarnos de que algo le ocurre. Los sentimientos negativos son también signos de que hay una emoción que nos hace sentir mal. Pues bien, ninguna de estas creencias es cierta, o al menos no totalmente. ¿Queréis saber por qué?

Normalmente, cuando nos encontramos mal o tenemos una enfermedad (dolores de cabeza, insomnios, contracturas musculares, ansiedad, fibromialgias, etc…) buscamos soluciones en el exterior en forma de remedio, pautas, medicamentos o terapias que reduzcan los síntomas. Pero muchas veces, o la mayoría, no somos conscientes de que nuestros dolores tienen un alto componente emocional (hasta un 90%!!) y no físico!! y que por tanto pueden reducirse desde dentro o al menos podemos convivir con ello de una manera muchísimo más inteligente (emocionalmente). Los síntomas y enfermedades antes descritos señalan una zona “conflictiva”. Cuando indagamos sobre ella a través de las técnicas de coaching y PNL (Programación Neurolingüistica), la persona logra aclarar sus propios enigmas y está más predispuesta a comprometerse con su resolución.

De igual modo, los sentimientos son también una construcción propia, fruto de la suma de nuestras emociones y nuestros pensamientos, es decir, nuestras creencias. Estas son en ocasiones potenciadoras de nuestra conducta (soy capaz de llevar una vida sana) o pueden ser limitantes (no tengo voluntad para dejar de fumar). Los pensamientos negativos suelen potenciar los pensamientos negativos, formando un círculo vicioso del que es difícil salir. Si al lector le pido que “no piense en un caballo rojo”, seguramente lo primero que hará será pensar en un caballo rojo. Esto significa que el cerebro no procesa las negaciones. Piensa en afirmativo. Es esta una de las razones por las que el coaching trabaja con pensamientos positivos y se orienta al logro, a la acción.

Lo que quiero decir con esto es que somos nosotros los principales artífices de nuestro estado de salud, e incluso de nuestra propia sanación. El otro día, practicando un sencillo ejercicio de PNL con mi mujer, pude, en 15 minutos, reducirle más o menos un 70% un dolor que le impedía mover el cuello con facilidad. ¿Magia?. No, es sólo el empleo de nuestro cerebro. El coaching con PNL nos ofrece la oportunidad de descubrir el potencial de nuestro cerebro para “reprogramar” nuestras creencias y reducir los pensamientos y emociones negativas.

Todo está en cómo percibimos nuestra realidad, la cual es subjetiva. Es decir, somos lo que creemos que somos. Desde esa presuposición, cada persona tiene todos los recursos para conseguir lo que se proponga. El coaching pretende potenciar todos esos recursos y ponerlos al servicio de una meta.

Pero el coaching va más allá, incluso con aquellas enfermedades “más patentes”: fibromialgia, diabetes, hemiplejia, esclerosis, ciática, etc. Son todas enfermedades o dolencias intensas que tiene su posible mejora o al menos, una adaptación mucho mayor por parte persona, con un proceso de coaching. Ya hay estudios que demuestran que el coaching es muy efectivo para reducir los factores de riesgo coronario (1) o ayudar a pacientes con enfermedades crónicas o que puede aplicarse a pacientes en diversos procesos de rehabilitación (2), entre otros muchos.

El coaching se está convirtiendo en la forma ideal de mejorar nuestro estado de salud. Quizás sea porque el coaching no se posiciona sobre el problema sino sobre la persona. Porque no se centra en lo negativo sino que trabaja sobre lo positivo. Porque mira poco al pasado y mucho al futuro. Porque te ayuda a comprender quién eres, para poder llegar donde quieras, potenciando todos tus recursos. Porque no presupone nada, sólo lo que tú quieras.

Reduce ese dolor: Observa ese dolor que tienes, céntrate sólo en él, y relaja el resto de tu cuerpo. Trata de mirar el dolor: qué forma tiene ese dolor, qué color, qué textura, qué olor, temperatura… dale todas las cualidades que se te ocurran. Conviértelo en un objeto real en tu mente. Después, proyéctalo por encima de tus ojos flotando en una pantalla. Elije un método de destruirlo y destrúyelo!. Elije otro método y acaba con los restos que queden. Hasta que no quede nada. ¿Cómo te sientes?.

El cerebro tiene instrucciones que todavía no conocemos. El coaching con PNL es el manual que necesitamos.

(Si quieres vivir las experiencias del coaching y la PNL personalmente, consulta el próximo taller que organiza Saludality, el 14 de mayo. Visita el evento en facebook ó la página web)

1 <<Coaching patients on Achieving Cardiovascular Health (COACH). A multicenter randomized trial in patients with coronary heart disease>>. Intern Med 2003; 163: 2775-83 Vale, M.J. Arch et al.

(2) <<Aplicabilidad del coaching en rehabilitación>>. Molins, Jaci. Revista de Rehabilitación nº 42. Supl. I. pag. 127. Madrid. 2008.

4 comentarios para “El dominio de la mente sobre el dolor”

  1. Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Que la salud no sea un impedimento para tu felicidad Hoy tengo el placer de invitar a 1C11 a José Manuel Fernández, fundador de Saludality Health & Coaching y Coach de Salud. Os seré sincero, hace tiempo si me hubieran contad…..

  2. Chema Cepeda dice:

    Creo que has puesto muy bien en relieve cómo el componente emocional impregna muchas de nuestras enfermedades, agravando sus síntomas. El dolor es el ejemplo típico entre ellos.

    Lo que no acabo de entender, es cómo puede ayudar el coaching, en enfermedades como la diabetes, en las que la parte emocional no la veo tan clara, ya que depende de un fundamento puramente fisiológico. En estos pacientes, la educación para la salud puede ayudarles mucho en la adherencia al tratamiento y cambios de estilo de vida, pero… ¿el coaching?

  3. José Manuel F dice:

    Hola Chema, gracias por tu inquietud.
    Intentaré resumirte algunos aspectos clave de coaching y PNL para trabajar con la diabetes:

    1. El coaching y la PNL no eliminan la diabetes pero sí que ayudan a mejorar el estado de salud de la persona que la padece. Ambos trabajan en realidad para el cambio de hábitos, el descubrimiento de creencias limitantes, la motivación y orientación al logro, a lo positivo. La diabetes podrás seguir estando ahí pero te sorprenderías del modo que nosotros la potenciamos. Recuerda que el cerebro genera sustancias (fisiología) provocadas por nuestros pensamientos

    2. Es importante que la persona asuma la responsabilidad de su propia enfermedad, es ella quien tiene los recursos y las soluciones para optimizar su estado de salud. De nada sirve sermonear o recomendar.

    3. El lenguaje es importante: la persona "no es diabética" sino que "tiene diabetes". El verbo ser tiene el poder de otrogar una cualidad a la esencia de la persona. Otras expresiones son sustituir el tengo que por el quiero, el intentarñe por el haré, etc… El lenguaje condiciona nuestros actos.

    4. Utilizo una técnica que se llama "pastel de la diabetes" en el cual la persona valora del 0 al 10 añgunos aspectos que influyen en la diabetes: controles, dieta, ejercicio, medicación, etc… el ejercicio ayuda a poner sobre el papel y tomar conciencia del estado de la persona y a tomar decisiones sobre en qué quiere trabajar.

    5. Definimos una meta. En este sentido la PNL es muy potente a la hora de visualizar la consecución de esa meta. Incluso se utilizan ciertos estados de trance que hacen que la persona se recree en ese estado futuro. Está demostrado que proyectarnos de ese modo hacia el futuro es un gran paso para alcanzarlo realmente. Con la meta definida se comienza a trazar un plan de acción.

    6. Con esas mismas técnicas podemos ir a situaciones de éxito del pasado, para obtener recursos a veces olvidades por la persona. Estos dos últimos pasos ofrecen motivación y compromiso a la persona.

    7. Hay que tener en cuenta que las sesiones de coaching están protagonizadas por una fuerte empatía, escucha activa, reformulaciones, confrontaciones, etc… formas de trabajar con las persona que hacen que tome conciencia y que descubra o reflexiones sobre aspectos que nunca había pensado y que quizás le están obstaculizando.

    8. Se reflexiona sobre esos obstáculos y formas de solventarlos. Los clientes se sorprenden a veces de las ideas que a ellos mismso se les ocurren. Un estrategia típica en estos casos es el diseño de una especie de calendario de controles, que se puede ampliar a otras acciones.
    Hay que tener en cuenta que quien tiene una diabetes se autoimpone limitaciones o se sugestiona de que "es enfermo" y que está limitado, cuando la idea es trabajar sobre qué puedo hacer y cómo puedo mejorar.

    9 . Apoyos. Compartir el compromiso con otras personas o estar acompañado en las distintas acciones suele ser muy potente. Igualmente premiarse es fuente constante de motivación.

    10. Modelaje. Encontrar en otras personas con la misma situación ayuda a encontrar vías y posibles estrategias o actitudes.

    11. Y una de las cosas más importantes del coaching: trabajamos con motivaciones, con creencias (potenciadoras y limitadoras) y con valores y emociones. Detrás de una emoción muchas veces hay una creencia. Estas creencias no están limitando: no puedo, esto no puede ser así, etc… El coaching desmonta esas creencias y ensalza las positivas, profundiza en los valores que hay detrás y que dan la energía suficiente para avanzar.

    12. Por supuesto, a veces hay ocultos problemas de autoestima, culpa, procrastinación, etc…. que también trabajamos desde el coaching y la PNL. Hay muchos ejercicios que pueden hacerse para ello.

    Te aseguro Chema que el cerebro es capaz de muchas cosas y un coach lo que hace es ayudarte a que lo pongas en funcionamiento para tu propio beneficio. Funciona!
    Espero haber sido capaz de responderte a tu pregunta.

    Si deseas profundizar en estos temas te recomiendo un libro: Coaching y Salud (Jaci Molins, plataformaeditorial) donde se habla de coaching, diabetes y otras enfermedades y dolencias.

    Gracias de nuevo y estoy abierto a profundizar en lo que queráis.

    Un saludo

  4. Gerardo dice:

    Apenas tuve un pequeño debate con mi pareja por este tema, yo argumentaba que no, el dolor no esta en la mente, y puse el siguiente ejemplo;

    ¿si te rompes una pierna y piensas en que no te dolerá, no sentirás ningún dolor?, no descarto la opción de que mi postura sea errónea pero me gustaría que un profesional en el tema me explicara como es que funciona puntualmente.

    Gracias

Dejar un comentario