Café Solo. Inmigración, la solución final

Ya son varias las veces que escucho comentarios similares, “en el cole de mi hijo/a casi no hay extranjeros”. ¿Extranjeros? ¿Te refieres a niños ESPAÑOLES, cuyos padres vinieron a nuestro país cuando todavía había trabajo para todos?

Este tipo de reflexiones siempre me traen a la memoria las escenas de una película de Kenneth Brannagth (o como se escriba el dichoso apellido). Creo recordar que se llama la decisión final. Recrea una reunión que tuvo o pudo tener lugar, entre varios dirigentes nazis para ver qué hacían con el “problema judío”. No tengo claro si llegó a ocurrir, pero el tipo de cuestiones que se plantean en la película, a buen seguro que se plantearon con el tema de los judíos.

Los nazis llevaban años deportando judíos a campos de concentración y guetos en las ciudades, y estaban empezando a tener bastantes problemas de todo tipo. Sanitarios, hacinamiento, comida, etc… Hacía falta una solución final al problema.

Por supuesto, la solución pasaba, como todos sabemos por el exterminio y esto planteaba ciertas dificultades técnicas. Por ejemplo, usar balas para matarlos a todos, supondría que habría menos balas para usar en el frente. Así, pasando de una “solución técnica” a otra, supongo que llegaron a la ingeniosa idea de las cámaras de gas y los hornos.

Siento la crudeza de la exposición, pero la película lo retrata así, y seguramente así tuvo que ocurrir.

Pero hubo algo que me llamó mucho la atención en las discusiones que tuvieron lugar en esa decisión final. ¿Cuándo consideramos a alguien judío? No es una cuestión nada sencilla. Si un alemán de pura cepa, se casa con una judía y tienen un hijo, ¿su hijo es judío? ¿hay que exterminarlo? Si mis abuelos o mis padres eran judíos pero yo soy alemán y no soy judío practicante, ¿soy judío? Y si soy menor de edad, ¿matamos a sus padres por judíos pero al hijo no? Y así hasta el más puro absurdo y horror que vino después.

Por cierto, un inciso, no es una cuestión menor que estemos mezclando razas y religión, cuando la realidad biológica es que todos somos genéticamente “idénticos” como especie. Porque se puede ser alemán de varias generaciones, desde la edad media o antes, y ser judío. O lo contrario, no ser judía, y que tus padres hayan sido inmigrantes de otro país. En el primer caso irías a las cámaras de gas y en el segundo no.

Se que puede parecer exagerado, pero no puedo dejar de pensar, que este tipo de cuestiones se plantean siempre que hay fenómenos de inmigración o emigración, ¿cuándo los hijos de los inmigrantes que han venido a España van a ser considerados españoles de pura cepa? ¿Cuando se les quite el acento? ¿Cuando se les aclare la piel? Bueno, esto no porque a ver qué hacemos con los morenos del sur de España. Quizá podamos encontrar un pantone hispano adecuado. Ni muy blanco, para no parecer albino, ni muy oscuro.

Mi hija va a un colegio con “muchos extranjeros”. Estoy orgulloso de ello, creo que esto la va a enriquecer mucho como persona. En su clase hay niños de muchas culturas, está Yian Miau ESPAÑOLA, cuyos padres vinieron de China a trabajar a España. Está Omar un niño ESPAÑOL (Ómar como pronuncia su madre) que vinieron del África musulmana a trabajar a España. Está Dominique, un niño ESPAÑOL muy muy moreno, que viene todos los días con su abuelo, y siempre me cuenta historias sobre triceratops. Está Melisa, una niña ESPAÑOLA, de madre sudamericana y padre español. Está HUGO, un niño ESPAÑOL (enorme) cuyas padres vinieron a España a buscarse la vida.

Todos ellos han nacido en España y son tan españoles como mi hija por derecho propio. No son menos porque sus abuelos o tatarabuelos lleven campando por aquí más tiempo que los suyos. Al fin y al cabo yo no conocí a mi bisabuelo, pero sí que conozco a los padres de todos ellos y son excelentes personas, que quieren a sus hijos, que trabajan como el que más, y que quieren a mi hija Aitana.

Siempre he oído presumir de que España no es un país racista. No lo tengo tan claro. Son este tipo de comentarios y actitudes acerca de colegios más o menos “españoles”, los que nos sacan los colores. La cuestión, como en el caso de la solución final es, ¿cuándo alguien nacido en España es español por derecho propio? ¿Cuántas generaciones tienen que pasar? Me temo que la única respuesta válida es que nunca hay que hacerse estas absurdas preguntas.

20 comentarios para “Café Solo. Inmigración, la solución final”

  1. Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Ya son varias las veces que escucho comentarios similares, “en el cole de mi hijo/a casi no hay extranjeros”. ¿Extranjeros? ¿Te refieres a niños ESPAÑOLES, cuyos padres vinieron a nuestro país cuando todavía había ……

  2. Elena dice:

    Una reflexión muy interesante Aitor y más ahora que muchos inmigrantes tendrán dificultades a la hora de acceder a nuestros recursos sanitarios y que a muchos españoles nos tocará marcharnos a trabajar a otros países y encontrarnos situaciones como estas. Y es que incluir a una persona en una determinada categoría (en este caso extranjero o no) puede tener tantas y tan variadas consecuencias…Sería genial que todos fuéramos considerados ciudadanos del mundo pero entonces nos "robarían" nuestros ¿derechos? conseguidos nada más y nada menos por tener la suerte de nacer en un determinado país. En fin, que me has dado mucho en que pensar.

    Enhorabuena por tu artículo.

  3. Xuaco dice:

    Aitor, te equivocas en una cosa: no hay países racistas, hay personas racistas, así como hay personas que piensan y personas imbéciles.

    De todas maneras, no es un mal que afecte solo a gente de España,¿eh? Conozco de primera mano unos cuantos ejemplos de gente de bastante más allá de los Pirineos que siguen pensando, como decimos coloquialmente, que "África sigue empezando en los Pirineos"

  4. Cesar dice:

    Ole, ole y ole… Que buen articulo…

    Y acabo como decía un amigo mío… El racismo se quita viajando…

    Felicidades de nuevo

    Cesar

  5. Natalia dice:

    Sobre este tema, recomiendo la lectura del libro "La sociedad multiétnica", del politólogo italiano Giovanni Sartori.

    Un saludo.

    Natalia

  6. Es cierto que entre nosotros se están reagudizando posturas racistas y que se pretenden justificar por esas sordideces del sistema a las que eufemísticamente llamamos crisis; pero probablemente más que el racismo lo que se nos está viniendo arriba es la estupidez y la inmundicia mental. Ya sé que es un lugar común recordar esto, pero aquí no tratamos igual a un jeque saudí recién bajado de su yate que a un marroquí recién bajado de su patera, ni les llamamos "moro" con el mismo tono. ¿Que los inmigrantes ponen en peligro nuestros derechos y nuestro trabajo? ¡Pero si el mayor atentado contra el Estado Social que proclama la Constitución lo está capitaneando un gallego y el que se lo ha puesto en bandeja era de León! También es cierto que hay inmigrantes que han llegado a España con una mano delante y otra detrás y que ahora nadan en la abundancia, y aunque puede que algunos les consideren más o menos sospechosos de corrupción o chanchullos varios, obviamente no cabe duda de que se han hecho un hueco entre nosotros y están aceptablemente bien integrados en este país que les ha acogido: mira si no los borbones… No obstante, con los matices que puedan proceder, si hemos de generalizar habremos de convenir que el mestizaje siempre es enriquecedor para pueblos y culturas y que ovejas de otro color siempre ha habido hasta en las mejores familias de ovejas de todos los colores. Cordiales saludos.

  7. Loiana dice:

    Totalmente interesante este tema.

  8. F dice:

    Vale, sobre el papel tienes razón en todo.

    Tenlos como vecinos, y luego escribes otro post.

    Aparte de mi propio caso, conozco a más personas que han tenido que IRSE DE SU PROPIA CASA porque es imposible vivir al lado de un piso patera de sudamericanos. Sin dormir una noche tras otra (se dice pronto), soportando gritos, música, discusiones, … de día y de noche. No tienen los mísmos hábitos ni la misma educación para vivir en comunidad.

    No se en tu ciudad pero aquí se pueden ver en las plazas bebiendo litronas a cualquier hora.

    Amén de que los padres de los compañeros de clase de tu hija sean unas excelentes personas, pero el que todavía piense que la inmigración no es un problema y no genera ningún problema, está ciego, o no tiene contacto con esta gente…

    • AitorCalero dice:

      ¿Pero viven así porque son de otro país, porque lo llevan en el ADN o porque no tienen recursos? Por supuesto, los hábitos llevan tiempo una vez que se integran en la sociedad todos los inmigrantes adoptan los hábitos del país de acogida.

      La inmigración genera problemas que se pueden mitigar con medidas de integración. Por ejemplo que cuando se detecten hacinamientos se denuncien y se haga algo al respecto.

      Lo que nunca es un problema son las personas.

  9. Ignativs dice:

    No puedo estar más de acuerdo con F. Respecto a las medidas de integración que propones, AitorCalero, cuando sepa a qué te refieres y vea si funciona, estoy dispuesto a cambiar de opinión. Yo mismo he padecido esos problemas de incivismo en tres inmuebles distintos. Ahora mismo tengo dos denuncias interpuestas y dos quejas ante mi Ayuntamiento, que me dicen que son conscientes del grave problema, pero no saben qué clase de solución pueden darle.

    Hasta el momento sigo esperando la llegada del "enriquecimiento cultural" que nos iba a traer la inmigración. En cuanto al enriquecimiento de otro tipo que favorecieron con su llegada durante la bonanza, no discuto que lo viesen otros como los promotores inmobiliarios. Desde luego, no ha sido mi caso.

    Respecto al comentario de Cesar, no sé si habré viajado tanto como él, pero te aseguro que he viajado bastante y es la actividad a la que sigo dedicando casi todos mis pequeños ahorros. Ya está bien de topicazos, vamos a centrarnos en el día a día.

  10. Anónimo dice:

    Muy interesante tu opinión, yo no considero que la gente de este país seamos racistas por el color o las culturas, creo que nos hemos cansado de ver que vienen de fuera a vivir del cuento y de nuestro esfuerzo…Yo soy la primera que acepta a la gente que viene a TRABAJAR y a buscarse la vida porque en sus paises no pueden salir adelante con su familia, es más si yo me encontrara en esa situación también me marcharía de aquí, pero creo que no lo hacen bien,porque que yo sepa cuando nuestros antepasados se marcharon a trabajar a Alemania no eran aceptados si no tenían un contrato de trabajo y el idioma aprendido, lo hablarían mejor o peor pero se eforzaban en hacerlo y en cumplir las leyes y costumbres de allí, pero las persona que vienen aquí ni siquiera lo intentan y lo peor es que nos obligan a aceptar sus creencias religiosas o culturales a la fuerza! (pañuelos en la escuelas) son ellos los primeros en apartarse y hacerse ver diferentes.

  11. Laura dice:

    (PERDON, SE ME COLGÓ EL PC….)

    como decía antes…considero que son ellos los que deberían adaptarse a nuestra manera de vivir, porque si nosotros nos fueramos a sus paises nos obligarían a hacerlo… (y que cada uno haga en su casa lo que quiera pero sin molestar al resto)

    Sé de lo que hablo ya que trabajo para el ciudadano y tengo que estar en contacto diariamente con todo tipo de personas,y no encuentro nada justo que una familia trabajadora que ha estado toda una vida trabajando duro para cumplir sus sueños tenga que marcharse de su casa porque de un dia para otro su edificio se llena de gente que no es cívica,y les hace la vida imposible con sus "costumbres", porque repito, en sus paises no se comportan así ya que serían castigados. Yo he tenido que aguantar que hombres de paises árabes no quieran hablar conmigo por el simple hecho de ser una mujer, y eso no és agradable.

    Por lo que decías de los colegios…Tambien cosidero que no és justo para nuestros hijos que en una misma aula haya diferentes niños que no entienden el idioma(y tampoco hacen nada por hacerlo…) ya que bajan el nivel de apredizaje de nuestras escuelas (y eso repercutirá en nuestro futuro). Cuando lo que yo considero normal és que sean ellos quien se esfuerzen por comprenderlo y hablarlo lo antes posible para poder convivir todos juntos.

  12. RHYS dice:

    Creo que el problema NO es el color de la piel.

    El problema es la "cultura" que tienen o que creemos que aprenden en sus casas. Tenemos miedo, de la violencia, de los robos, de las bandas, del abuso a la mujer, o cualquier otro tipo de abuso sólo porque se puede…

    Estadísticamente estos problemas son peores en otros países y no queremos que en España las cosas empeoren más de lo que ya están.

    Las experiencias que hemos tenido o visto también han ayudado a formar los prejuicios que poseemos.

  13. Javier dice:

    Me ha llamando la atención lo de "los morenos del sur de España". Es una distinción que he oído con frecuencia y que nunca he entendido. Hay que tener mucha imaginación para ver más morenos a los andaluces que al resto de españoles.

    (Entiendo que Barcelona se le denomina mestiza porque hay mucho andaluz. Una aberración que cada vez que la oigo no puedo evitar horrorizarme)

    Una de las peculiaridades de España es que si excluimos a la población gitana y los vascos, y a estos últimos poniéndole mucha imaginación, la población española carece de las diferencias a simple vista que si podemos observar en otros países europeos.

    Esta homogeneidad norte/sur/este/oeste entiendo que hasta se ha confirmado genéticamente.

    Mal empezamos con el tema del racismo si creemos que los de Sevilla y los de Vigo pertenecen a razas diferentes.

    • Obviamente no es mi pensamiento, sino lo que, como bien apuntas, se oye en algunos sitios. Has asumido que he llamado morenos a todos los del sur de España, en absoluto 🙂 Obviamente, de ahí no se puede desprender que crea que los de Vigo o los de Sevilla, pertenezcan a razas diferentes.

  14. Sandra dice:

    Me ha encantado este reporte, soy extranjera en este país pero mi sangre es la misma que la de cualquier español. En estos 9 años que llevo en España, he llorado mucho a causa de este tema, desde los funcionarios donde vamos a realizar los tramites de inmigracion, hasta los médicos que me han atendido, y hasta la gente que te diga, Vete a tu pais, que nos han invadido. Y eso que tengo la piel blanca, y que muchisimas veces me han confundido con una española. Es que acaso hemos nacido con una marca en el cuerpo por naturaleza que nos diga a que sector de la tierra pertenecemos ????. Soy nieta de españoles, he nacionalizado a mi hijo tambien español, y he venido a este pais a devolver el amor, el respeto y la educacion que llevaron mis abuel.os a mi tierra Argentina. Y este mes jurare por la patria y por el Rey, como manda la ley, porque tambien tendre nacionalidad española. Aqui lo que hay es mucha ignorancia, porque a muchisima gente no les han contado la verdadera historia. Con mucho orgullo, Argentina y nieta de español.

    • Sandra dice:

      Los primeros racistas estan entre los mismos españoles, y si no l.ean lo que escriben ustedes mismos, es que son racistas hasta con el hermano que nacio en Cataluña, o el primo que nacio en San Sebastian, jajajjaes que dan risa-

  15. Sandra dice:

    Justamente eso me pasa a mi donde vivo. Nadie se saluda, nadie sabe de la vida del otro, Los porros y la droga debajo de la ventana de mi cas, las meadas que huelen a letrina, las chicas y chicos borrachos, tirados por el suelo, las ambulancias recogiendo a los jovenes alcoholizados por mi calle, tenes razon es una verguenza, esto es una verguenza, los gritos, las palabrotas, los malos olores, la cultura diferente, es espantoso y pensar que yo creia que este era el primer mundo. Vivo en la mejor calle de Alicante, donde todos los pijos se jactan de vivir, y esto es España ???, Que sepoas que entre los que he mencionado no hay ningun extranjero ni sudaca,, españoles de pura cepa, la cultura ibérica como dicen aqui. y eso me lo vas a negar ??? y la sudaca soy yo, claro…. por favor…

Dejar un comentario