¿Aún cometes estos 5 errores típicos en tu trabajo?

“El hombre más ocupado es el que tiene tiempo de sobra” – Proverbio inglés

Esto no funcionaDa igual cuánto tiempo lleves trabajando. Es casi seguro que nunca te habrán enseñado cómo evitar ciertos hábitos que hacen que no aproveches bien tu tiempo. En la escuela es raro que se enseñen técnicas de estudio, aunque hoy en día esto sea más importante que los detalles de las materias en sí. De la misma forma, en los trabajos se deberían enseñar técnicas de trabajo. Las empresas lo deberían hacer para mejorar la productividad, pero tu lo debes hacer para mejorar tu vida y tener más tiempo para ti y para los tuyos.
8 horas de trabajo, hoy en día, con nivel de automatización que hay a nuestro alcance, son más que suficientes para hacer casi cualquier cosa. Es más, yo diría que son excesivas en el 80% de los casos. Hay varios factores que influyen de forma decisiva en cómo empleamos el tiempo en el trabajo:
  • Ley de Pareto: este principio dice que el 80% de nuestros resultados, proviene del 20% de nuestros esfuerzos. Es decir, al cabo de un día, el 80% de las cosas que hayamos hecho en el trabajo, vendrá del 20% de nuestro esfuerzo. ¿Qué ha ocurrido con el 80% del esfuerzo restante? Simplemente, que hemos perdido el tiempo. Es posible que hayamos estado trabajando, pero no lo hemos utilizado de forma efectiva.
  • Ley de Parkinson: este principio nos dice que una tarea tiende a aumentar de complejidad de forma articifical, cuanto más tiempo tenemos para hacerla. Si nos dan 2 horas para terminar algo, nos centraremos en lo básico, y trataremos de ajustar el contenido a eso. Si nos dan 2 días, iremos añadiendo detalles supérfluos hasta rellenar esos dos dias.
  • Ley del estudiante: o el apretón del último día. Esto lo hemos vivido casi todos. Tienes 3 meses para prepararte un exámen, y dejas todo para la última semana. Esto mismo es aplicable en el trabajo, si tenemos 2 semanas para hacer algo, durante los 5 primeros días haremos un 20% del resultado final. Los 5 últimos daremos el apretón para conseguir el resto.

Tener estas ideas en mente es importante. No se trata de trabajar por trabajar, ni de aumentar la productividad en aras de la empresa (nunca te va a pagar o reconocer esto como merece). Se trata de lograr los mismos resultados con el mínimo esfuerzo, de forma que puedas conciliar tu vida personal y laboral. El modelo de trabajo que impera en casi todo el mundo hoy en día no es escalable. No podemos pensar que podemos trabajar, cuidar de la familia, hacer deporte, descansar y disfrutar del ocio, empleando más de 10 horas diarias en el trabajo. Más aún, cuando el resultado de ese mismo trabajo, lo podemos conseguir con mucho menos esfuerzo.

Aquí tienes 5 errores comunes que todos cometemos en el trabajo:

  1. Tener siempre encendido el correo. Este es de los más importantes. El otro día un compañero me comentó “fíjate, Pepito, siempre está currando, le mandas un correo y al segundo ya te ha contestado”. No imagino peor método de trabajo. Estar constantemente revisando el correo es una enfermedad. Nos impide centrarnos en otras tareas importantes, dando prioridad a asuntos poco o nada relevantes.
  2. Tener siempre encendido el programa de mensajería. Tener Skype, GTalk, Messenger o similares todo el día encendidos es una fuente de distracción inagotable. Más aún, si los tienes configurados para que te avisen de todo (que si se ha conectado uno, que si un mensaje nuevo, que si se ha ido otro…). Estos programas pueden ser muy prácticos en ciertas ocasiones, pero si te quieres concentrar en lo fundamental, apágalos.
  3. No hacer lo más importante lo primero de todo. Al empezar tu jornada laboral deberías poder indentificar cuál es la tarea más importante del día y hacer esa tarea lo primero de todo. Cualquier otra cosa debería ser secundaria. Una vez que hayas hecho lo más importante, todo lo demás te resultará más fácil
  4. Navegar por internet sin un objetivo claro. Aunque hay estudios que indican que navegar por internet de forma moderada aumenta la productividad, es muy fácil que navegando por internet se nos vayan de 2 a 3 horas al día. No estoy exagerando, aun cuando creas que estás navegando por cosas de trabajo, es más que probable que estés viendo páginas que realmente no necesitarías ver para realizar tu trabajo. Navegar por internet es muy dado a que una página te lleve a otra y luego a otra, y al final acabes perdiendo un tiempo muy valioso.
  5. No fijarte una hora de salida estricta. Ya hablé de este asunto en un artículo anterior, pero creo que es bueno recordarlo. Si nos fijamos un objetivo de salida estricto, será mucho más fácil que nos fijemos objetivos claros, y que ajustemos el tiempo que tenemos a hacer lo verdaderamente importartante. Si no, lo más probable es que vayamos dejando todo para el final, y salgamos mucho más tarde de lo que pensábamos.

Por supuesto, cambiar hábitos en el trabajo es mucho más difícil que hacerlo en la vida personal. Principalmente porque no depende de nosotros solos. Pero esto no nos puede servir de excusa, hay muchas decisiones que dependen de nosotros y de las que podemos tener control. Yo mismo, he cometido y sigo cometiendo alguno de los 5 errores que os comento, pero tenerlos como referencia me ayuda a tratar de evitarlos. Y es importante no olvidar el objetivo final: tener más tiempo para nosostros.

¿Te ha gustado el artículo? Vótalo en Bitácoras.com, haciendo clic en el icono que aparece más abajo. Mil gracias.

10 comentarios para “¿Aún cometes estos 5 errores típicos en tu trabajo?”

  1. Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Tener estas ideas en mente es importante. No se trata de trabajar por trabajar, ni de aumentar la productividad en aras de la empresa (nunca te va a pagar o reconocer esto como merece). Se trata de lograr los mismos resultado…..

  2. Marta dice:

    Yo cometo todos los errores menos el de salir a mi hora,,,,,por ahí no paso,,,,a no ser que me haya estado tocando los pies y no haya finiquitado mi trabajo al final de mi jornada….

    Un saludo

  3. Marta dice:

    Yo cometo todos los errores menos el de salir a mi hora,,,,,por ahí no paso,,,,a no ser que me haya estado tocando los pies y no haya finiquitado mi trabajo al final de mi jornada….

    Un saludo

  4. Aitor dice:

    Pues yo he cometido todos, pero poco a poco voy tratando de evitarlos y dedicarme a lo más importante.

  5. Aitor dice:

    Pues yo he cometido todos, pero poco a poco voy tratando de evitarlos y dedicarme a lo más importante.

  6. Jose dice:

    La verdad es que yo suspendo… sobre todo en lo de que ser refiere a meterme en blogs a leer artiiculitos en lugar de ponerme a trabajar en lo mío!!.

    Ves! Ya me han dado las dos… a comer!!!

    🙂

  7. Jose dice:

    La verdad es que yo suspendo… sobre todo en lo de que ser refiere a meterme en blogs a leer artiiculitos en lugar de ponerme a trabajar en lo mío!!.
    Ves! Ya me han dado las dos… a comer!!!
    🙂

  8. […] de Pareto o uno de esos errores que comentemos en el trabajo. Un 20% de lo que hagas puede tener un impacto tremendo. Por tanto, busca siempre un 20% de […]

  9. Anónimo dice:

    […] de Pareto o uno de esos errores que comentemos en el trabajo. Un 20% de lo que hagas puede tener un impacto tremendo. Por tanto, busca siempre un 20% de […]

  10. ChicaGeek dice:

    Pues yo me declaro culpable de los dos primeros, pero estoy mejorando en los dos siguientes e intento respetar siempre el último 🙂 Como leí por ahí, no vale la pena quedarse más horas para "acabar" el trabajo porque el trabajo en sí nunca se acaba, siempre tendrás más cosas por hacer y es un círculo vicioso del que cuesta salir.

    ¡Buen artículo! 🙂

Dejar un comentario