Actualizando Equipo. Discos de Estado Sólido y Windows 8

Windows 8 on Desktop

Mi PC de escritorio y Windows 8

Como reza el slogan del cafelito, se supone que debería hablar de “ideas, trucos y tecnología para la vida diaria”. La verdad es que el slogan es tan antiguo que da paso a cualquier tipo de artículos. Sin embargo, lo que si tengo claro es que hace mucho tiempo que no hablo de tecnología en el cafelito. Pues bien ha llegado el día. Os voy hablar de la última versión del sistema operativo de Microsoft, Windows 8. Hace un par de meses se me planteó la duda de si renovar mi antigua CPU y cambiarme a un equipo nuevo, posiblemente un Mac, o intentar actualizarlo y mejorar el que tenía. Al final por temas económicos opte por la segunda opción.

Lo que tenía claro, es que no me podía permitir perder demasiado tiempo en estar configurando o actualizando tanto mi software o mi hardware. Había leído acerca de Windows 8 y en general todas las opiniones en cuanto a rendimiento y fiabilidad eran positivas. Otra cosa era su nuevo interfaz Metro, del que os hablaré en breve.

La solución de Hardware. Un disco de estado sólido

Otra cosa que tenía muy clara es que mi equipo necesitaba más agilidad, más rapidez. Eso sólo lo podría conseguir aumentando la memoria, mejorando el procesador o mejorando el disco duro. Esto último es lo que hice. Opte por incorporar en equipo un disco de estado sólido. Ya os adelanto que ha sido una de las mejores decisiones que he tomado nunca, y que es la mejor forma que tenéis ahora mismo si queréis rentabilizar un equipo antiguo y sacarle todavía mucho partido.

Para los menos tecnológicos de vosotros, un disco de estado sólido es un disco duro interno pero que, a diferencia de los discos duros convencionales, no tiene partes móviles. Esto hace que el acceso a los datos sea muy rápido. Para haceros una idea es como una memoria flash de las cámaras o los móviles, pero mucho más grande y preparada para instalar en un PC. La desventaja es que no son muy grandes, pero nada que otro disco duro externo no pueda solucionar. En mi caso ya disponía de uno de 1Tb, más que de sobra. De hecho, casi todos los portátiles modernos, ya incluyen discos de este tipo.

Pues bien como mi tiempo es limitado, lleve el equipo al que me instalarán tanto el disco duro como el sistema operativo, a una tienda de informática. El resultado es que ahora tengo un equipo que funciona como si fuera nuevo.

La solución de Software. Windows 8.

Antes de continuar, haciéndome caso a mi mismo y no pirateando software, opté por un sistema operativo es 100% original y con licencia oficial de Microsoft. Aproveché la oportunidad quedaba la casa para actualizar desde un sistema operativo anterior por menos de 40€. Un precio por el que sí que merece la pena tener acceso a actualizaciones, parches, etc…
Sobre Windows 8 decir que me parece un buen sistema operativo pero que se queda en tierra de nadie. Me explico. El nuevo interfaz Metro puede que esté muy bien para tabletas o para móviles, pero en mi equipo de sobremesa con una pantalla grande, no tiene ningún sentido. De hecho prácticamente no lo uso, y lo primero que hago es ir directamente al escritorio clásico. Una aplicación para una tablet puede que necesite funcionar siempre a pantalla completa, pero es un equipo de escritorio no le veo ninguna utilidad. Es más el hecho de haber quitado el menú de inicio es un engorro absurdo. Hay un menú contextual similar muy cutre, y hay también software para emularlo.

Entiendo que Microsoft haya querido hacer un sistema operativo único para cualquier dispositivo pero no todos los dispositivos responden a las mismas necesidades.  En mi opinión, hubiera sido mucho mejor que durante la instalación del sistema operativo si hubiera podido elegir qué tipo de dispositivo se iba a utilizar. De esta forma el interfaz Metro se podría haber instalado opcionalmente en equipos de sobremesa como el mío.

El juego de las cuatro esquinas de windows 8 tampoco me convence mucho. Cuando dejas pasar el ratón por cualquiera de las cuatro esquinas, aparecen varias opciones, como ir al interfaz Metro, configuración, etc… De nuevo, es algo pensado más para una tablet, y que en un equipo de escritorio no tiene ningún sentido. Arrastrar el ratón 20 cm. por una pantalla de 21″ para activar una funcionalidad es poco “user friendly” que digamos.

La parte digamos clásica de Windows funciona perfectamente, de hecho no se me ha colgado ni una sola vez, algo que por cierto ya podrían haber hecho antes. Sin embargo la parte de Metro, al menos para un PC de escritorio, no tiene ningún sentido y apostaría que casi nadie la usa. Es más, intuyo que será un impedimento que modifiquen en futuras versiones.

¿Merece la pena actualizar un equipo?

En definitiva, si tenéis un equipo de sobremesa antiguo y queréis sacarle algo más de rendimiento durante un par de años más recomiendo que instaléis un disco de estado sólido, notaréis y mucho la diferencia.

En cuanto al sistema operativo, si usáis habitualmente Windows, Windows 8 merece la pena principalmente por el rendimiento y la estabilidad. El interfaz Metro, en un PC de sobremesa no lo vais a usar apenas.

¿Cuáles han sido vuestras experiencias con las actualizaciones de equipos y/o Windows 8?

7 comentarios para “Actualizando Equipo. Discos de Estado Sólido y Windows 8”

  1. Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: cita Mi PC de escritorio y Windows 8 Como reza el slogan del cafelito, se supone que debería hablar de “ideas, trucos y tecnología para la vida diaria”. La verdad es que el slogan es tan antiguo que da paso a cualquier ……

  2. pedro dice:

    Te informo de que existen otros sistemas operativos libres/gratuitos que no necesitan actualización de hardware para convertir un pc jurásico en un flamante y útil pc de uso diario, desconozco la necesidad de software que tu tienes, pero en Ubuntu por nombrar el más conocido disponen de más de 10.000 aplicaciones que se instalan con 1 click, el 99% de el software es libre y también dispone de software de pago como juegos y software técnico. Además no tienes que llevarlo a ninguna tienda para que te lo instalen, la mayoría de distribuciones tienen un asistente de instalación muy fácil que te da la opción de redimensionar tu disco duro para poder arrancar en windows o linux, y tener 2 sistemas en un mismo PC. Yo tengo en mi salón un ordenador de 9 años corriendo Ubuntu 13.10, hace años que ni siquiera utilizo el wine (programa que permite instalar software windows en linux) porque la variedad de software disponible en linux es casi infinita. Y lo mejor de todo, libre de virus y de espionaje!!

    • Dante dice:

      Pero ya lo deja en claro que no quiere hacer mucha configuración, y ademas ubuntu es un buen SO pero en estetica deja que desear (colores anaranjados y morados por doquier no me son agradables), ahora mismo pruebo elementaryOS basado en ubuntu pero que no parece.

  3. hly recommended Webpage

    get top quality news on hvac repair services} anywhere

  4. Samanta dice:

    Artículo muy bueno, recomendado

  5. porno casero dice:

    Windows 8 no estaba mal, pero con el windows 10 se han cubierto de gloria, no conozco a nadie que le vaya bien :S que desastre

Dejar un comentario