Artículos publicados en

Mayo 2010

Las curiosas similitudes entre un banda de traficantes y una empresa

Hasta los años 90 las bandas callejeras de muchas ciudades de Estados Unidos, no eran más que eso, bandas. Realmente no se podían considerar cárteles de droga, porque la venta de marihuana, o heroína, no dejaba mucho márgen. Nadie de las bandas se hacía especialmente rico vendiendo estas drogas. Hasta que llegó el crack. Esto lo cambió todo, era una droga barata, que daba un subidón rápido, y a la que se le podía sacar mucho margen. Economía en acción, producto perecedero y muy adictivo, y muy barato de fabricar. Como el tabaco, pero ilegal. Para las bandas fue una revolución y las convirtió en verdaderos cártles. Pero para que el negocio funcionara, era necesario hacer algunas reformas organizativas.

Gestiona tu correo electrónico de forma sencilla. Usa tres capetas y busca.

Durante mucho tiempo, tanto en mi correo personal como en el del trabajo, he utilizado filtros para organizar mejor los correos que me llegaban. Creaba carpetas con los nombres de los proyectos o actividades e iba colocando de forma manual o automática los distintos correos. Lo que ocurre con esta técnica es que siempre tienes que estar gestionando los filtros de correo, o colocando cada correo en su correspondiente carpeta. Si recibes pocos correos no hay mayor problema, pero con el tiempo el número de correos recibidos crece, y cada vez se hace más complicado gestionarlos.

El esperanzador futuro de las mujeres en el mercado laboral

Además de esto, hay ciertos factores genéticos que predisponen mejor a las mujeres hacia ciertas tareas. Sé que es un terreno polémico y por supuesto, no estoy hablando de tareas domésticas ni nada parecido. Tener unas capacidades mejores o peores, dada la flexiblidad y la capacidad de aprendizaje de nuestros cerebros, no impide nada, ni a unos ni a otros. Sin embargo, estas distintas (y complementarias) capacidades pueden, no solo marcar nuestras decisiones, sino que también ser aprovechadas en nuestro propio beneficio. En el caso de las mujeres, la mejor capacidad expresiva, de concentración, de multitarea, atención por el detalle, empatía o capacidad plástica… las hace estar mucho mejor preparadas para unos trabajos que cada vez demandan más este tipo de cualidades.

Fortalezas y debilidades: Qué tienes que aprender de Pujol y Raúl

Por supuesto, no se trata de no asumir retos incómodos, o de hacer siempre lo que nos gusta. Se trata de que, dentro de nuestro margen de maniobra razonable, decidamos invertir nuestro esfuerzo y dedicación en aquello que realmente nos va a aportar algo, y sobre lo que podremos sacarle más partido gracias a nuestra pasión. Para el resto, reduce las posibilidades de error, y apóyate en la tecnología siempre que puedas. No te preocupes, por apuntarte cosas en la agenda no vas a perder memoria, sobre todo si el tiempo restante lo usas en cosas que te apasionen.